24 febrero, 2012

Banda Sonora Original: La invención de Hugo

B.S.O. La invención de Hugo

Scorsese y Howard Shore vuelven a juntarse otra vez después de sus exitosas colaboraciones en El aviador (2004) e Infiltrados (2006), para ofrecernos una joya visual y musical.

Dentro del mundo fantástico, pero sin la magnificencia de El Señor de los Anillos, el compositor canadiense se mueve con soltura en una película para todos los públicos, pero con un inconfundible toque personal.

Desde los primeros instantes de la película te das cuenta enseguida de que no estás ante una película corriente. Y no sólo por los maravillosos efectos especiales y esa atmósfera tan peculiar con la que nos envuelve durante toda la película el realizador neoyorquino, sino también por la maravillosa música compuesta por Howard Shore. Revisitando armonías y registros de la música mágica y fantástica de las que hay muchos ejemplos en los últimos años (especialmente con la saga de Harry Potter), ha sabido aderezarla con pinceladas de música francesa y gitana para darle un toque único.

No podemos hablar de una melodía principal, aunque sí que hay esquemas que se repiten a lo largo de toda la composición. Podemos decir, sin embargo, que la idea musical más importante se construye a ritmo de vals. Un vals desenfadado para acordeón que, desde sus primeras notas nos traslada a París y que descubriremos a la mitad de “The Thief”, se desarrollará más adelante en “Coeur Volant” y alcanzará su mejor versión en “Winding It Up”, el corte final del disco.

Resulta curioso que un simple instrumento como el acordeón, nos evoque de una forma tan poderosa la imagen de Francia, o de París más concretamente. Y no es la primera vez que se usa esta referencia en el mundo de las bandas sonoras. Hay millones de ejemplos, pero Amélie o Medianoche en París son las primeras que me vienen a la mente. Pero lo novedoso lo encontramos en el acompañamiento. Además de la orquesta sinfónica, nos encontraremos con las ondas de Martenot (un instrumento electrónico inventado en 1928 por el cellista francés Marcelle Martenot), el címbalo, el saxofón, la guitarra acústica y el contrabajo.

Todo este especial conjunto ayudará a Shore a desarrollar la segunda idea musical en importancia a lo largo de la banda sonora musical. Los temas más oscuros y con cierto tono de intriga que se esbozan en “The Thief”, pero que alcanzan su desarrollo en “The Clocks”, “Hugo’s Father” y, sobre todo en “The Magician”. Es curiosa la forma de imitar los sonidos del reloj en la música y es algo difícil ser original. En este caso, Howard Shore busca la novedad en el uso de octavas descendentes de piano y celesta. Curioso.

Para terminar, haremos mención a la canción “Coeur Volant”, interpretada por Zaz. Una joven francesa cuya voz encaja a la perfección, acentuando el toque gitano de la canción. Esto otorga a la música de la película un color más para deleitarse con ella.

Francisco Arellano

Ficha técnica:

Título: (Hugo, EE.UU., 2011)

Compositor: Howard Shore

Sello: Howe Records

Duración63,34 min.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies