25 marzo, 2013

Series TV: Black Mirror

Series TV: Black Mirror

El 27 de febrero de 2012 se lanzó el DVD  de la primera parte de esta serie y ha comenzado a emitirse en un canal de pago la segunda temporada.  Zeppotron produjo tres episodios independientes y diferentes entre ellos, pero que pretenden hacernos reflexionar sobre las consecuencias que tienen para el hombre el mal uso de las nuevas tecnologías.

Charlie Brooker es su creador. Él ha sido capaz de inventar algo original y distinto  a lo que nos podemos encontrar en la televisión. Este producto televisivo es una ácida crítica, que puede hacer tambalear los pilares en los que se sustenta la sociedad occidental.

El primero de los episodios  es el más impactante de todos. Se trata de un historia de suspense que cuenta el secuestro de la princesa, Susana, por parte de un grupo terrorista, que chantajea al primer ministro para que tenga una relación sexual con un cerdo, si quiere que la mujer sea liberada en un breve plazo de tiempo. A medida que  el fatídico momento se acerca, la tensión irá en aumento y la cuota de pantalla televisiva irá ascendiendo, pues este grupo de delincuentes lo filtra la prensa.

Este capítulo sirve tanto para hacernos pensar sobre las consecuencias positivas y negativas de nuestros actos como para expresar a modo de metáfora lo que pueden llegar a tragar los políticos para alcanzar cotas de popularidad.

El segundo de los episodios nos cuenta la vida de un grupo de personas en un gran hermano futurista que montan en bicicleta para obtener puntos, que le permitan mejorar un mundo gris en el que habitan, dándole color a sus habitaciones  a través de imágenes digitales. Bing, su protagonista, animará a un chica para que participe en un programa similar a “Tu si que vales”, pero su gran talento como cantante sólo le permite trabajar de actriz porno y hasta ahí puedo leer…

Este capítulo demuestra como la televisión juega con las personas; las manipula para extraer lo que a ellos les conviene y cuando dejan de interesar al público; las arrinconan  como si de un mueble se tratara. Por otra parte, las televisiones más populistas intentan ganar audiencia a base de buscar situaciones que sorprendan al espectador, porque mientras más morbo se genera más interesa, aunque para ello se salten unos principios mínimos que se sustentan en la ética, sin tener en cuenta las consecuencia nocivas para la sociedad, lo que provoca que  el pensamiento de los más jóvenes se vaya deformando.

El tercero  se centra en la vida  de un prometedor abogado, que vive en un mundo, donde todos los hombres tienen un chip instalado detrás de la oreja, que les permite repasar su vida en un instante con todo lujo de detalles, reproduciendo el minuto exacto que quieran ver en un aparato virtual. Este hombre la utilizará para ir descubriendo que su mujer le ha estado engañando con otro…

Éste último refleja las consecuencias de vivir en un mundo tecnológico que nos controla cada vez más, invadiendo nuestra intimidad; aislándonos del mundo; convirtiéndonos en seres solitarios y dificultando nuestra felicidad.

Víctor Alvarado

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies