Alma salvaje

  • Rating

Movie Details

Título original
Wild
Director
Jean-Marc Vallée
Géneros
Drama
Sinopsis
Narra la historia de una mujer que recorre en solitario más de 1.000 kilómetros a través del desierto de Mojave para reencontrarse a sí misma después de sufrir una serie de trágicas experiencias personales.
País
 United States of America
Duración
1 h 55 min
Estreno
5 diciembre 2014
Certificación oficial
7
Reparto
Reese Witherspoon, Laura Dern, Thomas Sadoski, Keene McRae, Michiel Huisman, W. Earl Brown, Gaby Hoffmann, Kevin Rankin, Brian Van Holt, Cliff DeYoung, Mo McRae, Will Cuddy, Leigh Parker, Nick Eversman, Ray Mist, Randy Schulman, Cathryn de Prume, Kurt Conroyd, Ted de Chatelet, Jeffree Newman, Lorraine Bahr, Jerry Carlton, Kevin-Michael Moore, Debra Pralle, Gray Eubank, Anne Sorce, Charles Baker, J.D. Evermore, Beth Hall, Jan Hoag, Carlee McManus, Art Alexakis, Anne Gee Byrd, Jeanine Jackson, Jason Newell, Barry O'Neil, Richard Morris, Bobbi Strayed Lindstrom, Robert Alan Barnett, William Nelson, Tony Doupe, Dan Considine, Andrew Saunderson, Greg James, Orianna Milne, Brian Borcherdt, Eric D. Johnson, Matt Pascua, Edric Carter, Matthew Noyes, John Dickerson, Denise McSweeny, Alina Gatti, Henry Shotwell, Cheryl Strayed, Vincent M. Biscione, Dylan Hall, Evan O'Toole

Crítica:

Público recomendado: Adultos

Decir adiós a un ser querido es muy duro,  y más aún, tener que aceptar la pérdida y seguir adelante en la vida sin él. Jean-Marc Vallée vuelve a presentar un drama, como ya hiciera con Dallas Buyers Club (2013), en el que trata de enseñar las etapas por las que puede pasar una persona para superar la muerte de un familiar cercano, exponiendo distintas perspectivas que desembocarán en la superación (o no) del suceso. Alma salvaje es una historia de redención.

Como ya sucediera con Matthew McConaughey, ganador del Oscar 2014 a mejor interpretación masculina, Vallée vuelve a colocar al protagonista de su historia en las nominaciones a conseguir la estatuilla. En esta ocasión es Reese Witherspoon (Walk the line, 2005), que realiza una interpretación acertada sobre la biografía de Cheryl Strayed basada en hechos reales.

La escritora Cheryl Strayed describió su increíble historia de supervivencia y redención en Wild: From Lost to Found on the Pacific Coast Trail, (2012) donde contaba su lucha contra los elementos para volver a encontrarse a sí misma a través de un viaje en solitario y como reconstrucción personal, tras la muerte de su madre de cáncer, cuando tenía 22 años. Durante su marcha de más de 1.700 km por el camino conocido como Pacific Coast Trail de EEUU, Strayed pasó por todo tipo de situaciones, algunas muy complicadas, incluido desierto de Mojave. La decisión de la protagonista de realizar la ruta del Pacífico, que va desde la frontera mexicana hasta Oregón, mil setecientos kilómetros a pie parece sin motivo alguno. Cheryl es una personalidad agotadora, con falta de seguridad en sí misma y cansada en cierto modo de la vida, algo que muestra Vallée a través de constantes flash back en el recorrido por su vida, donde se pueden observar las fases por las que pasó. Y así fue como, partiendo del desierto de Mojave, y teniendo como destino el Puente de los Dioses (Río Columbia), la autora se adentró en el camino. Sólo le acompañaban tres libros y enseguida se dio cuenta de que la soledad era uno de los mayores peligros en aquel viaje: «La soledad siempre me ha parecido un lugar real, como si no fuera un estado, sino más bien un espacio a donde podía retirarme para ser quien de verdad era”.

Todas estas etapas de su vida se ven reflejadas en forma de obstáculos y trabas o también transmitiendo la fuerza mental suficiente para terminar la ruta. Sin duda alguna la fusión de recuerdos se encuentra entre lo más destacable de la película ya que, con la energía y el impulso producido por éstos, la protagonista va alcanzando su objetivo: aceptar lo que pasó, aceptarse a sí misma y volver a reconducir su vida, porque tras la muerte de su madre Cheryl adopta una vida sumergida en las drogas y en el sexo sin sentido, donde además se produce el abandono por parte de su novio. De esta forma, la ruta se traduce para ella en estabilizar de nuevo su vida según el tipo de persona que le había enseñado a ser su madre (Laura Dern), y que en el fondo ella quiere volver a ser.

Reese Witherspoon produce y protagoniza Alma Salvaje: “Es la película más dura que he hecho en mi vida por muchas razones. El rol tiene una honestidad emocional que fue un reto. Y, luego, está el aspecto físico de la interpretación, que tampoco fue sencillo”. “Cheryl escribió un libro que relataba en detalle este viaje que emprendió a mediados de los 90. Y lo hizo sola, sin apenas dinero ni medios ni familia ni oportunidades. Estaba tan rota y perdida a causa del sexo y las drogas que su única opción era ese reto al que se sometió para curarse de alguna manera”. “No me podía creer que me hubiera escogido a mí para interpretarla. Yo lo vi como una oportunidad para articular algunas de las ideas que me rondaban por la cabeza sobre la manera en que nos ocupamos del dolor que va unido a una pérdida. Son cosas con las que mucha gente lidia a diario. Ver cómo una persona lo hace y sigue hacia delante es un mensaje lleno de esperanza que me apetecía transmitir”.

Witherspoon, que ya ganó el Oscar en 2006 por En la cuerda floja, está nominada a la estatuilla por esta cinta, al igual que Laura Dern, que da vida a su madre en pantalla. Alma salvaje ha sido dirigida por el canadiense Jean-Marc Vallée, rodado  casi como si fuera un documental, con cámara en mano, a través de montañas, ríos helados…Witherspoon porta el peso de ese viaje, física y emocionalmente, con  la gran mochila por su recorrido todos los días. El resultado es un filme busca la verosimilitud, la interpretación es intensa, pero abusa de los flashbacks melodramáticos y desnudos explícitos  innecesarios, como reclamos publicitarios, porque no llega a emocionar e impactar del todo como pretende el director.

La Cheryl Strayed real es una mujer que perdió todo incluyéndose a ella misma; su camino de dolor y perdida por la muerte de su madre, su matrimonio y su adicción a la heroína, estos recuerdos la acechan y destruyen los pocos cimientos que tiene armados en su interior: decide alejarse y encontrar una motivación, caminar más de mil kilómetros de la frontera mexicana a la frontera canadiense expirará sus culpas, mil kilómetros para convertirse en la mujer que su madre intento criar. Witherspoon interpreta a una mujer fuerte y decidida en un filme que pinta un cuadro complicado, de autodestrucción y dolor. Pasa por lo salvaje exterior: en el camino hay tejones, zorros y chacales. También hay serpientes de cascabel, reporteros y violadores. Pero seguimos caminando y poco a poco nos encontramos con el salvajismo de los instintos. El cuerpo se enfrenta a los impulsos sexuales, al miedo, a la negación… y al hambre. Cheryl lleva a cuestas una enorme mochila que simboliza todo lo que va cargando. Adentro lleva lo salvaje de las emociones humanas. Quien logre entrar en contacto con sus remordimientos, culpas y reproches habrá llegado al final de este Pacific Crest Trail: El puente de Dios. Un viaje que la volvió loca, que la fortaleció y que acabó por sanarla.

Se podría haber contado esta historia de redención que prometía mucho más con profundidad existencial, sentido de trascendencia y más intensidad. Menos grandilocuencia y lugares comunes.

 

 

 

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad