Boda sin fin

  • Rating

Movie Details

Título original
Hello Again - Ein Tag für immer
Director
Maggie Peren
Géneros
Comedia, Romance, Fantasía
Sinopsis
Zazie vive con sus amigos, el mujeriego Patrick y su fiel y dulce amigo Anton, en un piso compartido. Los tres son completamente incapaces de tener una relación. ¿Cómo encontrar el amor verdadero? Cuando Philipp, el mejor amigo de Zazie desde la infancia, le envía una invitación a su boda, se queda atascada en el buzón durante meses. Cuando Zazi finalmente recibe la invitación, se sorprende al descubrir que la boda de Philipp está planeada para el día siguiente y que quiere casarse con la engreída y viciosa Franziska. Franziska es definitivamente la chica equivocada para Philipp, y Zazie decide hacer todo lo posible para salvarlo antes de cometer el mayor error de su vida.
País
 Alemania
Duración
1 h 32 min
Estreno
17 septiembre 2020
Certificación oficial
Reparto
Alicia von Rittberg, Emilia Schüle, Edin Hasanović, Tim Oliver Schultz, Samuel Schneider, Jule Ronstedt, Sebastian Rudolph

Crítica

Público recomendado: Todos

Se trata de una entretenida comedia al uso, ligera y sin grandes hallazgos, escrita y dirigida por la joven actriz Maggie Peren, de origen británico. La historia arranca con Zazie. Vive con el mujeriego Patrick y su fiel y dulce amigo Anton en un piso compartido. Tienen común que son incapaces de mantener una relación estable. Cuando Philipp, el mejor amigo de Zazie desde su infancia, le envía una invitación a su boda, el papel se queda atascado en el buzón durante meses. Cuando Zazie finalmente recibe la invitación, se sorprende al descubrir que la boda de Philipp está planeada… y ella hará lo imposible para evitar el enlace con la persona equivocada.

A pesar de que argumento tenga poco fuelle y de que insista en que Boda sin fin navega a caballo entre La boda de mi mejor amigo (P. J. Hogan, 1997) y Atrapado en el tiempo (Harold Ramis, 1993), el trabajo es honesto porque no ofrece nada nuevo que no se ha visto ya en otras películas del mismo corte, al menos a simple vista.

Sin embargo, es menos  frecuente que el cine de estas características ahonde en temas de fondo, incluso sin haberse calculado. En este sentido, llama gratamente la atención el interés que ha tomado la directora por darle importancia real a la familia -sin boberías fútiles ni cursilerías baratas- y, lo más importante, a la amistad. De hecho, la película funciona mejor que las dos historias que la acompañan en su difusión promocional, porque lo que cuenta se lo toma en serio, se aprecia su madurez y por ahí destila autenticidad. Otro de los grandes temas que destapa Boda sin fin es su tratamiento sobre las obsesiones y las consecuencias que tiene no gestionarlas adecuadamente.

En cuanto a su propuesta narrativa, el uso del tiempo como herramienta para producir historias está muy superado, y ni el cine (por ejemplo la saga de Regreso al futuro), ni el teatro de John Boyntnon Priestley (Llama un inspector, La herida del tiempo, Esquina peligrosa) pueden competir con este filme que, a pesar de sus buenas intenciones y de sus acertadas interpretaciones, es sosa en sí misma y cansa por momentos, puesto que parte de una columna vertebral que imita y a la que añade tibios elementos para fortalecer sus carencias o dar fuerza a su contexto. Por no hablar de las infidelidades que también están a la orden del día.

Queda, pues, un producto superficial, que no da más de sí desde una propuesta que no engaña a nadie, pero que por su tono y ligereza no puede satisfacer al respetable.

Tráiler

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad