Cariño, cuánto te odio

  • Rating

Movie Details

Título original
The Hating Game
Director
Peter Hutchings
Géneros
Romance, Comedia
Sinopsis
Decidida a lograr el éxito profesional sin comprometer su ética, Lucy se embarca en un juego despiadado de superioridad contra el frío y eficiente némesis Joshua, una rivalidad que se complica por su creciente atracción por él.
País
 United States of America
Duración
1 h 42 min
Estreno
9 diciembre 2021
Certificación oficial
R
Reparto
Lucy Hale, Austin Stowell, Yasha Jackson, Sakina Jaffrey, Corbin Bernsen, Kathryn Boswell, Shona Tucker, Damon Daunno, Sean Cullen, Nance Williamson, Brock Yurich, Robby Johnson, Tania Asnes, Nicholas Baroudi, David Ebert, Crystal Tweed, Kevin Carrigan, Katie Lynn Johnson, Richard Hutchings

Crítica

 Público recomendado: +16

 The Hating Game (Cariño, cuanto te odio) es una comedia romántica de libro en el sentido figurativo -sigue los cánones de la clásica comedia estadounidense cursilona y con final feliz para adolescentes- y en el sentido literal -está basada en la novela Sally Thorne-, un culebrón sin mucha pretensión que podría valer para telefilme de tarde de domingo.

Peter Hutchings, creador de largometrajes como No te lo vas a creer (2019) o Cuando apareciste tú (2018) suele rodearse de jóvenes y bellas intérpretes del circuito convencional estadounidense del estilo de Maisie Williams (Juego de tronos, Los nuevos mutantes) o Peyton List (Cobra Kai, The friendship game o Jessie). En esta ocasión, se sirve del talento de Lucy Hale (Borrego, sal del camino; Katy Keene) y Austin Stowell (12 valientes, Colossal) para dar vida a dos personajes de mucha actualidad, con los que quizás más de uno se pueda sentir identificado en la anécdota o en la circunstancia, pero de poca profundidad humana.

La película aborda temas presentes en el día a día de muchos jóvenes, que son interesantes para reflexionar: La competencia que surge entre dos aspirantes al mismo puesto de trabajo, la influencia que tienen sobre nosotros nuestros padres y la soledad relacionada con el ritmo frenético de trabajo en la sociedad occidental de nuestros días; aunque dudo mucho que la intención del director sea la reflexión, más bien todo apunta a querer divertir, entretener o incluso simplemente retratar algunos de los problemas que pueden enfrentar los trabajadores de alguna gran (o pequeña) compañía y cuyas aspiraciones laborales ocupan un lugar prioritario en sus vidas, algo que por suerte o por desgracia, nos ocupa a menudo entre compañeros, amigos y familiares. Con poca trascendencia, es una comedia romántica al uso, pero eso sí: con picardía, ironía y mucha química entre los personajes, una buena premisa para recaudar en taquilla.

La trama se plantea sobre un conflicto en el ámbito profesional que da pie a una batalla constante y va fraguando un “jueguecito” de amor y odio -así lo denominan los mismos personajes- entre él y ella, hilo conductor de la historia y pretexto para hacer surgir toda esa tensión sexual entre ambos, una recreación tremendamente infantil y cursi que, aunque proyecta levemente alguna ambición más general, reduce el amor a satisfacer los deseos sexuales y las ganas de compartir el tiempo juntos.

Destacaría un rasgo interesante en el personaje de Joshua, del que podemos extraer una enseñanza: La presión psicológica a la que se ve sometido por su padre debido a no haber seguido la tradición familiar de dedicarse a la Medicina hace que el joven se aleje de ellos, se infravalore y se vea lastrado por creer que es menos válido que su hermano, con quien le comparan. Esto sí nos puede hacer reflexionar sobre nuestra propia experiencia e inspirarnos para dar un paso al frente en nuestro camino.

Tráiler

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad