Convicto

En el interior todos somos diferentes.

  • Rating

Movie Details

Título original
Starred Up
Director
David Mackenzie
Géneros
Drama
Sinopsis
Eric Love es un adolescente problemático que ha sido transferido apresuradamente de un instituto de jóvenes delincuentes a una prisión para adultos. Allí se convierte en el candidato ideal para la rehabilitación de su comportamiento, y es admitido en un programa de control de la ira dirigido por el terapeuta de la prisión, Oliver, que trata de ayudar a Eric, a la vez que se ayuda a sí mismo.
País
 Irlanda,   Reino Unido
Duración
1 h 46 min
Estreno
9 septiembre 2013
Certificación oficial
16
Reparto
Jack O'Connell, Ben Mendelsohn, Rupert Friend, David Ajala, Peter Ferdinando, Gershwyn Eustache Jnr, Anthony Welsh, David Avery, Sian Breckin, Sam Spruell, Gilly Gilchrist, Frederick Schmidt, Edna Caskey, Duncan Airlie James, Matt Faris, Tommy McDonnell, James Doran, Ian Beattie, C.C. Smiff, Jonathan Asser, Paddy Rocks, Darren Hart, Raphael Sowole, Basil Abdul-Latif, Aisha Walters, Ashley Chin, Mark Asante, Paul Lewis Ferguson, Ryan McKenna, Anthony Adjekum, Amma Boateng

Crítica:

Público recomendado: Adultos

Llega a nuestras carteleras un ejemplo de cine británico de calidad, basado en las experiencias del guionista Jonathan Asser como terapeuta voluntario en una prisión.

Eric, un violento e impulsivo joven, es transferido desde el reformatorio a una cárcel para adultos, donde tendrá que enfrentarse a un ambiente hostil y, sobre todo, a su padre, que también cumple condena allí. Sólo la ayuda de un grupo de terapia parece ofrecerle algo de esperanza.

Estamos ante una película dura y sin concesiones: con un tono muy realista, rodada en largos planos con cámara al hombro, y una fotografía muy cruda y naturalista. Además, no se escucha ni una nota de música en toda la película.

Todo ello sirve para subrayar la dura situación que vive el protagonista, un joven marcado por la ausencia de su madre y la violencia de su padre. El chico es un criminal porque nunca se le ha dado la oportunidad de ser ninguna otra cosa. La película muestra sin miramientos los violentos encontronazos que tiene, tanto con los funcionarios como con los otros presos. Por otro lado, la película nos muestra, a través de la relación con su padre, el origen de esta situación: la total ausencia de amor recibido (una especie de reverso de la situación que se veía en En el nombre del padre). Por ello resulta tan paradójico que el apellido de este chico y de su padre sea Love (“amor”).

Únicamente el terapeuta voluntario de la prisión muestra fe en la reinserción del muchacho, pero las trabas que encuentra, tanto por el mismo Eric como por las autoridades e incluso por su padre, le ponen las cosas muy difíciles.

Finalmente, la película contiene un cierta dosis de esperanza, que llega de donde menos se espera, aunque resulta poca para aligerar la carga de toda la violencia y dolor a que hemos asistido. La película no termina de profundizar en lo que plantea, y se queda en un interesante esbozo, que eso sí, consigue emocionar por momentos gracias a las interpretaciones del joven Jack O’Connell y de Ben Mendelsohn (al que pudimos ver en El Caballero Oscuro: la leyenda renace).

 

 

 

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad