Doctor Strange en el multiverso de la locura

Entra en una nueva dimensión de Strange.

  • Rating

Movie Details

Título original
Doctor Strange in the Multiverse of Madness
Director
Sam Raimi
Géneros
Fantasía, Acción, Aventura
Sinopsis
Viaja a lo desconocido con el Doctor Strange, quien, con la ayuda de tanto antiguos como nuevos aliados místicos, recorre las complejas y peligrosas realidades alternativas del multiverso para enfrentarse a un nuevo y misterioso adversario.
País
 United States of America
Duración
2 h 06 min
Estreno
4 mayo 2022
Certificación oficial
PG-13
Reparto
Benedict Cumberbatch, Elizabeth Olsen, Chiwetel Ejiofor, Benedict Wong, Xochitl Gomez, Jett Klyne, Julian Hilliard, Sheila Atim, Adam Hugill, Michael Stuhlbarg, Rachel McAdams, Hayley Atwell, Anson Mount, Lashana Lynch, John Krasinski, Patrick Stewart, Charlize Theron, Bruce Campbell, Ross Marquand, Andy Bale, Ako Mitchell, Momo Yeung, Daniel Swain, Topo Wresniwiro, Eden Nathenson, Vinny Moli, Charlie Norton, Aliyah Camacho, Ruth Livier, Chess Lopez, David Tse, Yasmin Chadwick, Anthony Knight, Nuakai Aru, Victoria Grove, Joshua Peace, Nina Jalava, Joshmaine Joseph, Yenifer Molina, Kevin Dalton, Orphee Sidibe, Gregory Fung, Cecilia Appiah, Victoria Sterling, Jordan Alexandra, Bobbie Little, Gabriella Cooper-Parsons, André Layne, Michael Waldron, Bridget Hoffman, Scott Spiegel, Jessica Pennington, Andrew Morgado, Audrey Wasilewski, Christian Rummel, Richie Palmer

Crítica

Público recomendado: +13

Nos llega una nueva película de Marvel. Una entrega con una poderosa reflexión sobre la maternidad y un gran despliegue de efectos especiales. A pesar de la complejidad temática, la película no aburre, aunque cansa un “pelín” al final. E incluso hay varias partes oscuras en donde se acerca al terror. Aún así hay más amor que locura en estas dos horas de película de superhéroes.

Esta nueva entrega se enmarca, dentro del Universo Marvel, después de Thanos y de la última película de Spiderman, es decir, Spiderman: No Way Home (2021). Es la secuela de Doctor Strange (2016) y está dirigida por Sam Raimi, responsable de la trilogía de Spiderman, la de Tobey Maguire y Kirsten Dunst. Raimi también dirigió varias películas de terror como la saga de películas Posesión infernal, Terroríficamente muertos; en las que está basada su serie Ash vs Evil Dead (2015). Y de ahí, quizás, ese lado oscuro tan bien trabajado, que presenta esta nueva aventura del Doctor Strange.

El Doctor Strange en el multiverso de la locura nos invita a viajar hacia lo desconocido, en donde se encontrará con nuevos y antiguos aliados místicos, transitará por las complejas y peligrosas realidades alternativas del multiverso, para enfrentarse a un nuevo y misterioso adversario. A pesar de la aparente complejidad de la historia, quizás podría resumirse así: el Doctor Strange nos muestra que la vida es una locura sin amor; en este universo o en cualquier otro que pueda existir.

Esta idea, del amor y la locura, vertebran tanto el guion como la construcción de los personajes. Con una primera parte más ágil y rítmica; la película comienza con una doble apertura, de dos secuencias de acción, que responden a la exigencia actual de acción y arranques potentes. Teniendo en cuenta la enrevesada temática de la película, a través de distintos multiversos, resulta admirable el no perderse durante el metraje. El espectador mantiene el hilo argumental durante todo el tiempo y consigue empatizar con las motivaciones de los personajes. Y aunque la segunda parte queda algo más deslavazada, contiene poderosos momentos clave como: la batalla entre los superhéroes del otro universo, el lado oscuro del Doctor Strange y su “batalla musical” o la brutal interpretación de Elizabeth Olsen, que nos regala una fabulosa Wanda.

La película es hija de esta época y, por ello, presenta distintas realidades que preocupan hoy en día. En ese sentido podríamos decir que es políticamente correcta: presencia de cuota de personajes latinos, homosexuales, mujeres en cargos poderosos, etcétera… Aunque es bueno resaltar que estas concesiones no perjudican la historia, ni se muestran como metidas a la fuerza. Esta apertura de Marvel-Disney, de Hollywood podríamos decir, bien podría verse reflejada también en la nominación al Oscar para Elizabeth Olsen, a pesar de que estemos hablando de un superhéroe. Otras temáticas tratadas: el significado y valor de los sueños o la magia oscura.

Por otro lado, el talentoso Benedict Cumberbatch parece haber cogido el relevo de Iron Man, en cuanto a ejercer su paternidad con quien lo necesite, como ya vimos en la taquillera Spiderman: No Way Home. Aunque en este viaje por el multiverso, Strange también tendrá grandes pruebas que harán avanzar a su personaje, como por fin le ocurre a Spiderman en su última entrega. Vale la pena destacar una cierta influencia de la saga de Harry Potter, sobre todo en el uso que hace Strange de la magia, tanto para las gestiones más cotidianas (hacerse el nudo de una corbata) como para las grandes y espectaculares batallas mágicas.

En definitiva, estamos ante una notable película de Marvel muy entretenida y algo terrorífica, que refleja muy bien la lucha entre el bien y el mal, que espera todo fan de Los Vengadores. Con una interesante reflexión sobre el amor y la maternidad, así como una gran banda sonora (Danny Elfman).  No se la pierdan.

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad