Dredd

  • Rating
    No calificada

Movie Details

Título original
Director
Géneros
Sinopsis
País
Duración
Estreno
Certificación oficial
Reparto

DREDD

Público recomendado: Adultos

El personaje del Juez Dredd surgió en las páginas de un cómic, creado por el guionista británico John Wagner y el dibujante español Carlos Ezquerra. Surgió a finales de los años 70, en plena era punk, una época en la que surgen muchas historias sobre futuros oscuros y depresivos. En un año 2000 diatópico, la justicia se administra por un cuerpo de agentes que son a la vez policía, juez y verdugo. El juez Dredd es ultraviolento, casi fascistoide, pero sus historias tienen una pátina de ironía que relativiza esos atributos y sus aventuras acaban teniendo más de comentario sobre el poder, la ley y la justicia que de exaltación de la violencia. 

En los años 90 se adaptó por primera vez para la gran pantalla con el rostro de Silvestre Stallone. Una película bastante floja que no contentó ni a los fans del cómic ni a los del actor de “Rocky”.

Ahora nos llega el segundo intento, de la mano de Pete Travis, un realizador eminentemente televisivo, y con el rostro (tapado todo excepto el mentón, eso sí), de Karl Urban. Después de ver el resultado, puede que más de uno acabe pensando que la versión de los 90 merece otra oportunidad. 

La película cuenta cómo el Juez Dredd debe examinar a una aspirante a entrar en el cuerpo, una “mutante” con poderes psíquicos. Cuando van a investigar unos asesinatos en un bloque de viviendas dominado por una poderosa banda de traficantes, se verán encerrados en una trampa mortal. 

“Dredd” tiene todo el aspecto de una película de segunda categoría, casi de telefilm: un guión simple y lleno de tópicos del peor cine de acción, un reparto de actores televisivos sin carisma y con una convicción en sus personajes casi nula, un trabajo de dirección gris que pretende explotar el mismo recurso visual “inmersivo” repetidamente (cuando algún personaje toma una droga que hace que la percepción del tiempo se ralentice), un diseño muy poco imaginativo… Muy pocas razones cinematográficas para disfrutar.

Puede que por limitaciones presupuestarias, puede que por falta de talento (seguramente por las dos cosas), el interesante mundo futuro del que nos hablan al principio de la película apenas lo llegamos a vislumbrar, ya que casi toda la película transcurre dentro del bloque de edificios donde Dredd y su pupila son atrapados. Un intento de aprovechar la idea de “Jungla de Cristal”, pero sin el ingenio y la emoción del clásico de acción de los años 80.

De lo poco positivo que podemos destacar es un momento en que en la compañera de Dredd parece surgir una duda respecto al modo de administrar justicia (matando delincuentes en el momento de ser apresados), y un posterior encuentro que remite a ese momento. Por desgracia, es sólo una breve pincelada que desentona con el resto del conjunto.

También es loable la interpretación que hace Karl Urban del personaje, aunque el guión con el que ha tenido que trabajar no le ha puesto las cosas fáciles, ya que da la sensación de que la ironía del cómic original se ha quedado por el camino, resultando simplemente una película mediocre y aburrida que pretende hacer de la violencia un espectáculo morboso.

Federico Alba

 

Ficha técnica.

(EE.UU., 2012)

Director: Pete Travis. Intérpretes: Karl Urban, Olivia Thirlby, Lena Headey.

Duración: 95 minutos.

Género: Ciencia-Ficción, thriller.

 

Comentarios