El universo de Óliver

Crítica

Público recomendado: +16

Dispuesto a atrapar estrellas y cometas, Oliver, a quien da vida Rubén Fulgencio (escogido en el casting de más de 200 niños para protagonizar este filme), es un muchacho con una imaginación desbordante, que marcha con su familia al rincón más al Sur de Europa, justo cuando en breve está a punto de pasar el Cometa Halley. Este suceso marcará un antes y un después en la vida del pequeño, que tendrá a su abuelo Gabriel, interpretado por Pedro Casablanc (Sin ti no puedo, El frío que quema, Polar…), como su mentor y quien despierta en el pequeño la pasión por el universo.

Miguel (Salva Reina: Isósceles, Todos lo hacen, Con quien viajas…), el padre del niño es un ser demencial y caótico, incapaz de buscar un trabajo para alimentar a su familia y a quien Carmela (María León: El autor, Cuerpo de élite, La voz de un sueño…), su mujer, le aguanta carros y carretas, sin que Miguel se decida en serio a buscar una ocupación.

Es Carmela quien pone algo de orden en la familia y es el abuelo Gabriel quien despierta el interés de Óliver por el firmamento y las estrellas, que subirá a la azotea a hablar con él todas las noches. De él, Óliver se interesará por las estrellas, constelaciones y demás objetos del universo, pero sobre todo, hablando con su abuelo, comprenderá más aspectos de la grandeza del cosmos. Con él también buscará en las estrellas la solución a sus problemas en el nuevo colegio, en el barrio y en casa. Para colmo, su abuelo, apodado “el majara”, se anima a ayudarle a interpretar el mensaje del cometa y dar un paso al frente en su nuevo Universo.

Fuera de esa relación filial con su abuelo, se relaciona poco con la torpeza de su padre, e intenta hacer amigos, aunque con estos no llegará nunca a entenderlos del todo, porque, más allá del fútbol, no tienen interés sobre las cuestiones que a él le apasionan.

Tendrá que enfrentarse a chicos mayores que él y sus amigos y abordará problemas y situaciones que supondrán una revelación de aptitudes necesarias para su crecimiento personal.

El guión es una novela de Miguel Ángel González y cuenta también con las consideraciones de Ignacio del Moral, Alexis Morante y Raúl Santos.

Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad