Her Blue Sky

  • Rating

Movie Details

Título original
空の青さを知る人よ
Director
Tatsuyuki Nagai
Géneros
Animación, Romance
Sinopsis
Cuando murieron sus padres hace 13 años, Akane se quedó en su pueblo natal para cuidar de su hermana pequeña Aoi. Para aliviar la carga que supone para Akane cuidarla sola, Aoi quiere mudarse a Tokio tras graduarse e iniciar allí su carrera musical, inspirada por el antiguo novio de Akane, Shinnosuke "Shinno" Kanamuro. Shinno formaba parte de una banda hasta que se mudó a Tokyo siguiendo su sueño de convertirse en guitarrista profesional. Una tarde, mientras Aoi practica con su bajo en una antigua casa de huéspedes, se sorprende al encontrarse con el Shinno de hace 13 años, al mismo tiempo que su versión actual llega a la ciudad como miembro de la banda de un cantante de enka que ha sido invitado para actuar en un festival musical.
País
 Japón
Duración
1 h 48 min
Estreno
11 octubre 2019
Certificación oficial
Reparto
Ryo Yoshizawa, Riho Yoshioka, Shion Wakayama, Ken Matsudaira, Fukushi Ochiai, You Taichi, Atsumi Tanezaki, Yuto Uemura, Hiroyuki Yoshino, Akinori Egoshi, Yuka Nukui, Hiroshi Tsuchida, Ryuichi Kijima, Chikahiro Kobayashi, Ryo Sugisaki, Hiroki Maeda, Taiten Kusunoki

Crítica

Público recomendado: +12

No va a ser en esta crítica donde se diga que estas historias ya las hemos visto. Las buenas historias hay que contarlas una y otra vez. Si muchas películas musicales tratan de lo que llamamos “los costes de oportunidad” o el precio que hay pagar por perseguir el propio sueño, Her Blue Sky podría formar parte de este grupo, como lo ha sido la reciente Into The Beat, que se unen ambas a una larga tradición. Sin embargo, a pesar de ser una historia que podemos reconocer como transitada o ya contada, tenemos mucho más en Her blue Sky. Son muchos los elementos interesantes y sorprendentes en esta película de anime, dirigida por Tatsuyuki Nagai que hacen que esta clasificación se quede raquítica.

Tenemos una historia no lineal, llena de flashbacks y de desdoblamientos. Hay una mística japonesa verdaderamente fascinante, incomprensible para una buena parte del racionalismo occidental, que nos habla de cosas reales, pero con un enfoque imaginativo alejado de nuestros parámetros. Akane y Aoi son dos chicas que pronto se quedan huérfanas. Akane, la bondad personificada, por las circunstancias sobrevenidas, acaba siendo casi una madre para su hermana pequeña, Aoi. Akane es la novia de un compañero del instituto, Shinno un guitarrista que sueña con liderar una banda de rock cuando pueda abandonar el pueblo y marchar a Tokio. La hermana pequeña, Aoi, en su admiración por este guitarrista, decide aprender a tocar el bajo, aunque es tan pequeña que el instrumento es más grande que ella.

El tiempo ha pasado, Shinno dejó el pueblo para perseguir sus sueños, y Akane no le siguió; ella es el sostén de Aoi, su hermana pequeña, sobre la que siente la responsabilidad de darle el cariño y la seguridad de un hogar en el que han faltado los padres por su prematura muerte. Aoi es ya una joven rebelde, que toca decentemente bien el bajo, y que sueña también con marchar a Tokio a formar una banda de rock. Akane sigue siendo la mujer que es la luz de todo sitio por el que pasa: sencilla, agradable, atenta, eficaz, y que sigue reteniendo la belleza de sus años de adolescente.

Shinno aparecerá cuando en el pueblo se moviliza el personal del Ayuntamiento para revitalizar el turismo de la localidad. Pero es un Shinno distinto que lidiará con su pasado, con su otro yo, y con todos los conflictos no resueltos por las elecciones que tomó, y muy especialmente, la de dejar a una joya como Akane, que a pesar de su apariencia frágil, es una mujer fuerte y decidida.

Por un lado, es una historia sobre la pervivencia del amor adolescente, sobre la madurez, la necesidad de crecer, y la idiotez de perseguir el propio sueño que acaba en frustración. Por otro, en una historia también de amor incondicional, de la necesidad de reconocer el amor recibido y la necesidad de responder a él. La felicidad está en esto y no el propio sueño.

Las tramas y subtramas están penetradas de la mitología y la imaginación japonesa, con una interesante visión dualista del ser humano, pero eficaz para sugerir la fuerza de las contradicciones humanas y la lucha que se libra en el interior de cada persona. Y tenemos complejas relaciones sentimentales, celos, malentendidos, que ayudan finalmente a hacer madurar a Aoi, la adolescente rebelde y al propio Shinno, que es quien más debe trabajar para resolver su frustración,

Hace poco se estrenó en plataformas una película coproducción belga y japoneas, del director belga Henry Willemyns: Birdsong, obra de ficción, oscura y sórdida sobre el descenso a los abismos de una joven que desea alcanzar su sueño de triunfar en el mundo del pop. Ambas, Birdsong y Her Blue Sky, comparten algo de la reflexión sobre el propio sueño y su lado oscuro. Ambas interesantes, ambas mágicas, misteriosas, místicas, pero en las antípodas en cuanto a color y tratamiento. Después de Birdsong, Her Blue Sky nos sabe mucho mejor.

Tráiler

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad