Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Horizon: An american saga-Capítulo 1

Crítica

Público recomendado: +16

Hubo un tiempo en que decir el nombre de Kevin Costner era sinónimo de triunfo en pantalla grande y todos tenemos en nuestra memoria alguno de esos títulos como Robin Hood: príncipe de los ladrones o la obra maestra de Brian de Palma Los intocables Ness; tal fue su éxito que hasta las madres españolas ponían a sus hijos su nombre y apellido el día que los bautizaban. De hecho, este señor es el director de la ganadora de 7 Óscar (incluido mejor película y mejor dirección) la inolvidable Bailando con lobos, escrita por el guionista Michael Blake, que convirtió su novela, encargada por Costner previamente, en un libreto de un grandísimo nivel y muchísimo éxito, que he tenido la suerte de leer y que versa sobre el Alvar Nuñez Cabeza de Vaca, pero en versión estadounidense. Sin embargo, tras una serie de fracasos resurgió de las cenizas como secundario de lujo en producciones como The company men, Superman o El último voto.

El caso es que vuelve a la dirección 20 años después de su paso en los últimos años por la serie Yellowstone. Horizon es una historia coral sobre la conquista del oeste con ecos a la cinta de homónimo título, protagonizada por James Stewart o Carroll Baker, en la que se entrecruzan una caravana de colonos; una tribu de apaches; un teniente del ejército de los Estados Unidos; un buscador de oro y una chica de vida “alegre” entre otros.

Kevin Costner se rodea en este caso de la flor y nata de los actores secundarios de Hollywood con otros actores en ascenso como Sienna Miller o Sam Worthintong, que guarda un parecido razonable con Chris Pratt. La citada actriz de belleza discreta, madura y desaliñada nos da una lección de interpretación con una sencillez pasmosa mediante gestos y miradas que lo dicen absolutamente todo. Por cierto, da la impresión de que el director quiere mostrar el origen de la canción She Wore A Yellow Ribbon, en la que se recuerda que las chicas le regalaban a los reclutas un pañuelo amarillo o una prenda para que ellos se lo devolvieran cuando regresasen sanos y salvos, pues les hacía tener la moral más alta para resistir mejor los sufrimientos de la guerra.

Se percibe que Costner conoce el legado de los españoles, pues aparece una iglesia en ruinas, consciente de que en los Estados Unidos, al contrario que en España, se esquilmaron y arrinconaron a las tribus indígenas, tribus que en la actualidad han recuperado tierras gracias a los documentos que han sido encontrados en el archivo de indias en Sevilla. Merece la pena escuchar el discurso de un anciano de la tribu por su sabiduría, cargada de sensatez y confianza en su Dios.

La producción es muy dinámica y los 185 minutos se pasan en un santiamén, ya que no quieres que se acabe. La banda sonora de John Debney es muy intensa, generalmente agradable con un toque de violín al estilo country. Por cierto no deben perderse la versión de Amazing grace con aires indígenas y afroamericanos, pues es una extraordinaria belleza y sugiere que en el país de los sueños caben todos.

Horizon: An american saga-Capítulo 1 es el particular homenaje del realizador al género del western que tantas tardes de gloria ha dado a la pequeña y a la gran pantalla. Este realizador nos habla del valor del sacrificio y la entrega por lograr una vida mejor. El arranque de esta producción es muy fordiano, donde se muestra con acierto la fe cristiana (católica) con las montañas de Monument Valley tan queridas por el director de origen irlandés. Otro guiño potente aparece en El jinete pálido de Clint Eastwood y en Los que no perdonan de John Huston, así como hay un guiño a Winchester 73 de Anthony Man y La venganza de Ulzana de Robert Aldrich. En esta lista también tendríamos que mencionar un plano gusano con una colocación de cámara muy acertada que recuerda a Sergio Leone y la trilogía del dólar. Para finalizar, otro homenaje a la trilogía de la caballería de John Ford queda patente en la elegante declaración de amor con toque militar y en ese humor de camaradería, donde hay un hueco para la ternura y para el valor de la acogida. Al tratarse de un reparto coral los personajes están tratados con cierta ligereza, dejando lugar a la imaginación, pero en la que se atisba su pasado en la escala de grises con matices y se aclara de algún modo que casi todos tienen alguna virtud, pero distinguiendo claramente el bien del mal. El espíritu de venganza de los villanos y algunos héroes invita a pensar que el mal existe en el mundo y a reflexionar sobre si el rencor es la forma más sana de sobrevivir.

Víctor Alvarado

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad