In the same boat

  • Rating

Movie Details

Título original
In the same boat
Director
Rudy Gnutti
Géneros
Documental
Sinopsis
País
Duración
1 h 10 min
Estreno
Certificación oficial
Reparto

Crítica:

Público recomendado: Todos

El 9 de junio de 1930 llegaba a Madrid la estrella de ballet clásico Lupakova con J.M. Keynes, uno de los economistas más importantes del siglo XX.  Al día siguiente este iba a dar una conferencia en la Residencia de Estudiantes, donde estudiaron Buñuel, Dalí, García Lorca, entre otros. Allí previó que en 100 años el ser humano sería más rico y que la tecnología permitiría que las personas trabajaran quince horas semanales al tiempo que hubiera mejor reparto del empleo. “Por qué hoy en día hay más desigualdades”, se pregunta el locutor del documental In the same boat (En el mismo barco), dirigido por Rudy Gnutti, músico y antropólogo.
Producido en la factoría de Pere Portabella (Films 59), In the same boat, resulta con una factura cuidada en su composición y ritmo cinematográfico. Gnutti salpica las intervenciones de distintos filósofos, economistas y pensadores de prestigio internacional, entre otros, Zysmunt Bauman, Mauro Gallegatti, Erik Brynjolfsson, Mario Gallegati, Mariana Mazzucato, Rutger Bregman y José Mújica, con planos del ajetreo diario de ciudades del mundo e intervenciones de personas dialogando sobre la situación social y económica actual.

La tesis fundamental, que Gnutti va componiendo en distintos epígrafes con un diseño muy cuidado y con exposiciones de las personalidades arriba indicadas, es abordar las desigualdades actuales que impiden que unas personas trabajen y ganen mucho y otros sean pobres, a pesar de los avances generales en riqueza, propiciada por los adelantos tecnológicos.

El documental expone las desigualdades en el mundo, sigue con la continua redundancia —que ya es sistémica— en el desempleo, ofrece datos sobre la concentración de la riqueza en pocas manos (en EE.UU el 1% de personas atesora el 40% de la riqueza del país), propone un mejor reparto del empleo y acortar el tiempo de trabajo, y concluye con establecer una renta universal vitalicia.

Gnutti escoge el título de la cinta (En un mismo barco) y la imagen de un navío surcando los hielos polares como una alegoría pertinente para concienciar a los individuos sobre la conveniencia de perseguir el pleno empleo para todos trabajando menos. En una entrevista, desveló sus motivos: “Me llamó la atención el libro Trabajar menos para trabajar todos, del sociólogo francés Guy Aznar. La tesis principal era la eliminación del trabajo por causas tecnológicas. Es un tema que se había hablado antes, Keynes por ejemplo, y que se volvería a hablar después, destacadamente Ryfkin y otros. Desde hace unos años, las consecuencias de la mecanización y robotización del trabajo se están estudiando de forma seguramente más científica en las mejores universidades del mundo”.

Para Gnutti, autor de varios documentales en su haber y compositor de música moderna, había otra razón: “En Italia, quizás más que en otros países, no tener una etiqueta antes del nombre (dottore, ingegnere o ragioniere…) crea desconcierto a tu alrededor, y quizás a ti mismo. Tú eres lo que haces, el trabajo te marca el estilo de vida, de pensar, de relacionarte con el resto de la sociedad. Así, si realmente se acaba paulatinamente el trabajo, no habrá solamente un cambio de las reglas económicas, sino sobre todo un cambio social y cultural.”

In the same boat propone unos planteamientos atrevidos para cambiar culturalmente la percepción global sobre el trabajo y el consumo, sustentados por las exposiciones de un grupo de pensadores y economistas sobre la situación actual, lo cual supone una avanzadilla para abordar soluciones en un mundo que el Papa también ha definido como “no una época de cambios, sino un cambio de época”, que requiere propuestas nuevas de seres humanos implicados con el momento actual.

 

Comentarios