La ciudad de las estrellas

He aquí a los tontos que sueñan.

  • Rating

Movie Details

Título original
La La Land
Director
Damien Chazelle
Géneros
Comedia, Drama, Romance
Sinopsis
Mia (Emma Stone), una joven aspirante a actriz que trabaja como camarera mientras acude a castings, y Sebastian (Ryan Gosling), un pianista de jazz que se gana la vida tocando en sórdidos tugurios, se enamoran, pero su gran ambición por llegar a la cima en sus carreras artísticas amenaza con separarlos.
País
 United States of America
Duración
2 h 08 min
Estreno
29 noviembre 2016
Certificación oficial
APTA
Reparto
Ryan Gosling, Emma Stone, John Legend, Rosemarie DeWitt, J.K. Simmons, Amiée Conn, Terry Walters, Thom Shelton, Cinda Adams, Callie Hernandez, Jessica Rothe, Sonoya Mizuno, Claudine Claudio, Jason Fuchs, D.A. Wallach, Trevor Lissauer, Olivia Hamilton, Anna Chazelle, Marius De Vries, Finn Wittrock, Josh Pence, Nicole Coulon, Damon Gupton, Christopher Michael Stevens, Keith Harris, Kaveh Rastegar, Briana Lee, David Douglas, Miles Anderson, Bobo Chang, Meagen Fay, John Hindman, Valarie Rae Miller, Nicole Wolf, Corrin Evans, Kiff VandenHeuvel, Tom Everett Scott, Hemky Madera, Zoë Hall, Dempsey Pappion, Sandra Rosko, Reshma Gajjar, Candice Coke, Hunter Hamilton, Damian Gomez, Amanda Balen, Cindera Che, Chris Moss, Marissa Labog, Tiffany Daniels, Melinda Sullivan, Stephanie Landwehr, Britt Stewart, Clarice Ordaz, Nathan Prevost, Scott Hislop, Kc Monnie, Krystal Ellsworth, Sarah Mitchell, Morgan Larson, Becca Sweitzer, Gakenia Muigai, Michael Stein, Mario Diaz, Julie Schmid, Lexie Contursi, Eartha Robinson, Sybil Azur, Tara Nicole Hughes, Kayla Kalbfleisch, Martha Nichols, Anthony Marciona, Bill Prudich, Robert Roldan, Ryan Novak, Demian Boergadine, Gustavo Vargas, Robert Haynes, Ana Flavia Gavlak, Andres Perez-Molina, Phillip E. Walker, Milica Govich, Kaye L. Morris, Nilla Elizabeth Watkins, Holly Houk, Jesse Houk, Kristin Slaysman, Cameron Brinkman, Jordan Ray Fox, Caroline Jaden Stussi, Margaret Newborn, Nadia Tumanova, Crystal Nichol, Kristin Elliott, Andrea Lareo, Christopher Aber, Anna Lunberry, Courtney Hart, Shannon Leann, Jenna Curtis, Noah James, Tommy Cooley, Morgan Cohen, Jeremy Nathan Tisser, Patty Tobin, Heather Turman, Susie Ganiere, Ottavio Taddei, April Martucci, Trent Kerpsack, Lynn Moore, Vince Donvito, Steffen Dziczek, Melvin LaThomas Brimm, Kelly Kennedy, Clarence Robinson, Dapo Torimiro, Destinee Handly, Tommy Otis, Amanda Fields, Frederick Keeve, Kayla Bechor

Crítica:

Público recomendado: Jóvenes-Adultos

La la land ya ha hecho historia. Se ha convertido en la película que más Globos de Oro ha ganado, al recibir los 7 premios a los que estaba nominada: mejor película, director, guion, actor, actriz y banda sonora. El joven cineasta Damien Chazelle, ya conocido por la excelente Whiplash (https://www.pantalla90.es/2015/whiplash/ ) envuelve de nuevo, de pasión por el jazz, un magnífico argumento, pero esta vez, con el formato de musical y con una historia de amor bonita, compleja, metafísica y sacramental, como toda historia de amor entre hombre y mujer, y con grandes dosis de realismo.
La entera producción ha llevado más de seis años y tuvo su primer eslabón con un musical que el propio Chazelle filmó, con su amigo de la universidad Justin Hurwitz (quien ha compuesta la banda sonora laureada) titulado Guy and Madeline on a Park Bench, que presentaba ya, en embrión, algunas de las ideas llevadas a su cima en La ciudad de las estrellas. Varias ideas que funcionan a la perfección en la película, como la escena que abre la película, la del baile en un atasco, el final o ese modo de rodar “en latigazo”, también presente en las escenas musicales finales de Whiplash, todas estas ideas estaban claras en la mente de Chazelle desde el momento inicial, y funcionan a la perfección.

Mia es una chica que abandonó los estudios universitarios para perseguir su sueño de ser actriz; Sebastian es un pianista de jazz fiel a un pasado de grandeza y esplendor musical y una pretendida pureza jazzística que le coloca al margen de cualquier capacidad de integración en una escena musical mínimamente aceptable. La relación surge en medio de la soledad que provocan las grandes fiestas y las grandes ocasiones donde todo es glamour y luz, pero que al final, a quien no encuentra esa “carne de mi carne y huesos de mis huesos” de la que ya habla el Génesis, le provoca vacío.
La música vehícula el progreso de la relación, y sirve para reflexionar sobre el coste que en la vida tiene seguir “tu sueño”, tópico transido y manido, pero al que Chazelle, como hizo en Whiplash, le dota de mayor profundidad y calado, con sus caras y cruces y con sus “costes de oportunidad”, en jerga empresarial.

La película regala la vistosidad, el colorido y la belleza de los grandes musicales de la MGM como Cantando bajo la lluvia, homenajea a la ciudad de los Ángeles y a Fred Astaire y Ginger Rogers, sin pretensión, todo sea dicho, de alcanzar su destreza técnica, ni falta que hace.

La ciudad de las estrellas era una verdadera apuesta de la productora Lionsgate, pues es casi suicida hacer triunfar un musical que no sea una recopilación de éxitos pasados, como lo eran Across the Universe, Mamma mia, Moulin Rouge, o que no lleve la franquicia Disney. Lo cual sucede no solo en las películas musicales; en el teatro, los musicales corren el mismo riesgo. Hoy no me puedo levantar, con la música de Mecano, o Quisiera ser, con las canciones de El dúo dinámico tenían la música tan amortizada y tan presente en el inconsciente colectivo que eran apuesta (casi) segura en la escena teatral y triunfaron, mientras que otras experiencias con guion adaptado, pero música de nueva creación, como El diario de Ana Frank sucumbieron prontamente.

Por eso, el mérito de Chazelle, de Ryan Gosling, Emma Stone, de Hurwitz… debe ser inscrito también junto con el éxito de los productores que le dieron la oportunidad de filmar, sin cortapisas, ni de tiempo, ni de dinero un musical de nueva factura, con vocación de llegar a todos los públicos… con música jazz. Chapeau.

 

Comentarios

venenatis amet, venenatis, mattis eget Aenean nec quis efficitur.