La posesión de Emma Evans

  • Rating

Movie Details

Título original
Exorcismus
Director
Manuel Carballo
Géneros
Suspense, Terror
Sinopsis
Harta de un ambiente familiar que considera excesivamente asfixiante y autoritario, Emma Evans, una adolescente problemática e insatisfecha, decide liberarse de esa atmófera opresiva. Para conseguirlo, da rienda suelta a sus deseos más ocultos, sin sospechar que desencadenará oscuras y poderosas fuerzas que no podrá controlar y que traerán el horror y la tragedia al hogar de los Evans.
País
 España
Duración
1 h 40 min
Fecha de estreno
29 diciembre 2010
Reparto
Doug Bradley, Stephen Billington, Sophie Vavasseur, Richard Felix, Tommy Bastow, Clàudia Costas, Jo-Anne Stockham

Crítica

En el seno de una familia inglesa de clase media, Emma, una adolescente problemática, es poseída por el Demonio. Ante tal situación, sus padres Lucy y John se sienten desorientados y deciden confiar en Christopher, el hermano de Lucy.

Christopher es un sacerdote católico que fue suspendido de sus funciones por haber estado implicado en un caso de exorcismo que acabó de forma trágica, y se hace cargo de la situación de Emma al margen dela Iglesia.

A pesar de tener algunos puntos en común con El exorcismo de Emily Rose, de Scott Derrickson, la obra de Manuel Carballo se distancia del estilo visual de esta película, y presenta un aire más documental y menos efectista. El director no se centra tanto en escenas que pueden resultar impactantes, sino en cómo afronta una familia sin fe la posesión demoníaca de Emma, y cómo Satán se vale de la duda, la incredulidad y la debilidad humana -también y sobre todo la del sacerdote- para actuar.

Carballo trata el tema de la posesión y del exorcismo con seriedad y respeto, si bien es verdad que la figura del padre Christopher queda más que en entredicho. El retrato que hace de la familia resulta por otra parte un tanto caricaturesco, especialmente el de los padres de Emma, cuyas reacciones ante los acontecimientos que tienen lugar en su propia casa no resultan demasiado creíbles. Respecto al ritmo, la historia resulta algo lenta, especialmente en la primera parte, que es la más previsible y menos original.

La posesión de Emma Evans no es una película excesivamente complaciente, pero puede plantear una interesante reflexión sobre el pecado, y pone de manifiesto cómo un ambiente descreído y escéptico es un buen caldo de cultivo para el mal, que tiene todas las de ganar allí donde la división está presente.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies