Lo que hacemos en las sombras

  • Rating

Movie Details

Título original
What We Do in the Shadows
Director
Jemaine Clement, Taika Waititi
Géneros
Comedia, Terror
Sinopsis
Viago, Deacon y Vladislav son tres vampiros que comparten piso en Nueva Zelanda. Hacen lo posible por adaptarse a la sociedad moderna: pagan el alquiler, se reparten las tareas domésticas e intentan que les inviten a entrar en los clubs. Una vida normal, salvo por una pequeña diferencia: son inmortales y tienen que alimentarse de sangre humana. Cuando su compañero del sótano, Petyr, convierte en vampiro a Nick, nuestros protagonistas deberán enseñarle como funciona todo en su recién estrenada vida eterna.
País
 New Zealand,   United States of America
Duración
1 h 26 min
Estreno
19 junio 2014
Certificación oficial
16
Reparto
Taika Waititi, Jemaine Clement, Jonny Brugh, Cori Gonzalez-Macuer, Stuart Rutherford, Ben Fransham, Jackie van Beek, Elena Stejko, Jason Hoyte, Karen O'Leary, Mike Minogue, Chelsie Preston Crayford, Ian Harcourt, Ethel Robinson, Brad Harding, Isaac Heron, Yvette Parsons, Madeleine Sami, Aaron Jackson, Morgana Hills, Morag Hills, Frank Habicht, Moose Kapua, Denis Welch, Mario Gaoa, Kura Forrester, Luke Bonjers, Rhys Darby, Simon Vincent, Cohen Holloway, Duncan Sarkies, Nathan Meister, Tanemahuta Gray, Nathan Gray, Ruby Vincent, Jaxon Cook, Matthew Harvey-White, Matt Dravitzki, Roland Hunter, Stan Alley, Lucy Marinkavich, Melanie Hamilton, Ana Flaherty, Aaron Lewis, Belle Gwilliam, Rodney Cook, Jennifer Martin

Crítica:

Público recomendado: Adultos

Avalada por el premio del público en el pasado festival de Sitges, Lo que hacemos en las sombras es, digámoslo desde el principio, probablemente la película más divertida del año.

Eso sí, puede que el film no diga gran cosa al público en general pero a buen seguro hará las delicias de los amantes del cine de terror. El film, además, viene auspiciado por los creadores de la serie de televisión de la HBO Los Conchords, una ficción de culto que narra las correrías de un pintoresco grupo de folk neozelandés que trata de abrirse paso en Estados Unidos. Detrás de esta singular serie están dos de los principales responsables de Lo que hacemos en las sombras, Taika Waititi y Jemaine Clement, dos contorsionistas que han hecho casi de todo en el cine y que con ésta firman su película más exitosa.

Lo que hacemos en las sombras nos cuenta, bajo el formato de un falso documental, la historia de Vladislav (el propio Clement), Viago (el propio Waititi), Deacon (Jonny Brugh) y Petyr (Ben Fransham) cuatro amigos que comparten casa y que además, dicho sea de paso, son vampiros. Lo que la película de Waititi y Clement propone no es en realidad demasiado original. No es la primera vez que el género es puesto en evidencia a través del humor y tampoco es muy novedoso su formato, sin embargo Lo que hacemos en las sombras funciona a las mil maravillas.

Seguramente todo esto se debe a que lo de menos en esta película es su forma o su contenido porque lo que realmente funcionan son sus desternillantes ocurrencias, sus detalles, sus guiños a los fans del género. Lo que hacemos en las sombras no es una película de mensaje ni lo pretende de hecho, si algo puede llegar a flojear en este film es que no existe una historia estrictamente dicha porque la película es una sucesión de scketch más o menos hilados que dan continuidad a una comedia absurda como hacía tiempo no veíamos en el cine.

Lo verdaderamente divertido de Lo que hacemos en las sombras es comprobar cómo los tópicos del género son situados a la altura del betún una vez son desmitificados y desacralizados. Un ejemplo: un vampiro no puede entrar en una propiedad privada si no es “invitado”, de modo que cuando salen de fiesta por la noche no pueden entrar a una discoteca por más que se les “permitan” el paso porque una cosa es “permitir” y otra “invitar”. El film está repleto de pequeños detalles desternillantes a costa de la mitología del vampiro, lo que también implica unos niveles de violencia explícita nada desdeñables y las consabidas connotaciones sexuales que siempre han acompañado al mito.

Dicho esto y sabiendo a lo que atenerse, Lo  que hacemos en las sombras es una cinta extremadamente divertida y ocurrente. ¿No es para todos los públicos? Es cierto, pero el resto nos hemos reído como hacía tiempo que no lo hacíamos en una sala de cine.

 

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad