Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

Los indeseables

Crítica

Público recomendado: +16

El 2024 está siendo un buen año para el cine social como ya han demostrado cineastas de la talla de Benito Zambrano con El salto o Alejandro Gómez Monteverde, autor de la película provida Bella, que nos habló de la patrona de los inmigrantes en Cabrini;  pues bien este  género cinematográfico, capitaneado por el maliense  Ladj Ly, regresa de modo impactante en la cabeza de los espectadores tras Los miserables, con Los indeseables para despertar la conciencia de las personas que se acerquen a las salas de cine, que es una especie de secuela de la anterior.

El trabajo cinematográfico de este realizador es muy atractivo y presenta una gran fuerza, sobre todo en el arranque inicial que nos hace que nos preguntemos qué es lo que se cuece en esa ciudad francesa junto a las escenas de las cargas policiales que te dejan sobrecogido porque este realizador, transmite veracidad en todas las situaciones.

La historia gira en torno a un político conservador, que llega a su puesto de rebote. Éste se encuentra la difícil papeleta de lidiar con la inseguridad de un barrio de mayoría musulmana que se enfrentará a una activista de izquierdas.

Esta producción intenta tocar muchos palos, pero dentro de un caos muy extraño, donde todo parece demasiado confuso. En primer lugar es una crítica a la especulación urbanística, que impide a las clases más bajas de la sociedad acceder a una vivienda digna. Sin embargo, no solo es una crítica a esa trama urbanística, sino también es una crítica a la gentrificación, que se practica con el objetivo de eliminar los guetos de las ciudades para renovar una zona deprimida de una población. El alcalde es presentado como un político conservador simplón y racista que solo quiere inmigrantes que se puedan adaptar a Francia por su fe y su cultura, lo que puede tener cierta lógica para poder eliminar la delincuencia siempre que se tenga en cuenta el valor de la acogida a otras culturas. En cambio, su mujer invita con caridad cristiana a unos inmigrantes a los que asesora sin preguntarse su procedencia en su casa el día de Navidad. No obstante, el papel de la activista política me ha gustado por su capacidad y por su iniciativa, ya que sus reivindicaciones son justas, pero da a entender que la izquierda es la única que tiene recetas en favor de inmigración, cuando son muchos cristianos más bien conservadores, aunque hay de todo, los que se comprometen con los inmigrantes. Esta militante política musulmana es muy moderada y celebra las tradiciones navideñas sin fe porque dice que se ha desacralizado, pero se oculta el peligro de la inmigración que respalda al islamismo radical que es dueño y señor de muchos barrios, donde la sharía está presente y este tema solo se trata de puntillas a través de una expresión musulmana que significa prohibir. El realizador muestra la labor de la policía, cargada de violencia e insensibilidad en un sentido negativo, pues hace lo que se le manda.

El desenlace de esta desasosegante historia deja un poso de esperanza, pues en un final tremendo todos los personajes han cambiado y todos han comprendido que deben ceder en una parte para que vuelva la paz y la armonía a la ciudad gala.

Víctor Alvarado

https://www.youtube.com/watch?v=Qk7mdxcncbg

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad