Maggie

Evita ser mordido.

  • Rating

Movie Details

Título original
Maggie
Director
Henry Hobson
Géneros
Terror, Drama, Misterio
Sinopsis
Un peligroso virus se está extendiendo por todas partes infectando a los habitantes de todo el mundo. Maggie es una joven adolescente de 16 años que vive junto a su familia en una pequeña granja de los EEUU. El virus avanza y Maggie termina infectada. Wade, el padre de la niña, no está dispuesto a renunciar a su pequeña y dejar que la aparten y aíslen en su agonizante y peligrosa transformación en un muerto viviente.
País
 Switzerland,   United States of America
Duración
1 h 35 min
Estreno
8 mayo 2015
Certificación oficial
PG-13
Reparto
Arnold Schwarzenegger, Abigail Breslin, Joely Richardson, Douglas M. Griffin, J.D. Evermore, Rachel Whitman Groves, Jodie Moore, Bryce Romero, Raeden Greer, Aiden Flowers, Carson Flowers, Walter von Huene, Dana Gourrier, Amy Brassette, David A. Cole, Mattie Liptak, Liann Pattison, Maris Black, Jessy Hughes, Denise Williamson, Taylor Ashley Murphy, Colin Walker, Ashley Nicole Hudson, P.J. Marshall, Brett Baker, Laura Cayouette

Crítica:

Público recomendado: Adultos

Mal distribuida y peor estrenada llega a nuestros cines Maggie, desgastada por la piratería y tras haber pasado por los festivales de Toronto y Sitges. Se trata de una película de Arnold Schwarzenegger y con zombis pero cuidado, no es lo que se podría pensar en un primer momento. Maggie es un drama de mucho cuidado. Schwarzenegger interpreta a un padre de familia cuya hija ha sido mordida por un zombi, razón por la cual, más pronto que tarde, se convertirá en un muerto viviente. La única opción es matarla sin embargo Schwarzenegger aguantará hasta el último momento.

Maggie, antes que una cinta de zombis es un drama indie. Contiene todos sus elementos y también sus tics, cierta templanza en su planificación, una distancia emocional con los personajes y un estilo visual muy característico entre lo sucio y lo estético. Además, en Maggie, no hay casi sangre. Es cierto que hay zombis pero están en segundo plano, se les ve muy de lejos y cuando están cerca no aportan gran cosa.

Maggie viene dirigida por Henry Hobson que firma con esta su primera ópera prima. Llama la atención que hasta la fecha Hobson se haya ganado la vida diseñando títulos de crédito tan vistosos como los de Sherlock Holmes (Guy Ritchie, 2009), Robin Hood (Ridley Scott, 2010) o Noche de miedo (Fright Night, Graig Gillespie). Y lo digo porque los créditos suelen ser un mecanismo realmente efectista en una película y Maggie es muy poco efectista o lo es, en cierto modo, a baja intensidad.

La película nos ofrece además una visión ligeramente sobre un apocalipsis zombi. Los muertos se han levantado de sus tumbas, están en casi todos sitios pero la sociedad sigue funcionando. Hay policías, hospitales, la civilización aguanta el enviste. En última instancia, lo interesante de Maggie es el conflicto moral que plantea. Un padre sabe que tendrá que matar a su hija antes de que se convierta en un monstruo pero no quiere hacerlo por nada de mundo agarrado a una especie de esperanza sin lógica ni sentido común.

Maggie es antes que nada una historia de amor de su padre a su hija. También es una historia de esperanza e incluso un film sobre la familia y todo aunque haya zombis y unas pocas gotas de sangre. Interesante.

 

 

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad