Malos tiempos en El Royale

Todos los caminos conducen hasta aquí.

  • Rating

Movie Details

Título original
Bad Times at the El Royale
Director
Drew Goddard
Géneros
Suspense, Crimen, Misterio, Drama
Sinopsis
Finales de los años 60, siete desconocidos, cada uno con su propio secreto, se reúnen en El Royale, un ruinoso hotel con un oscuro pasado. En el transcurso de una fatídica noche, todos tendrán su oportunidad de redención… antes de que todo se vaya al infierno.
País
 United States of America
Duración
2 h 22 min
Estreno
4 octubre 2018
Certificación oficial
16
Reparto
Jeff Bridges, Cynthia Erivo, Dakota Johnson, Jon Hamm, Chris Hemsworth, Cailee Spaeny, Lewis Pullman, Nick Offerman, Xavier Dolan, Shea Whigham, Mark O'Brien, Charles Halford, Jim O'Heir, Gerry Nairn, Alvina August, London Morrison, Bethany Brown, Rebecca Toolan, Hannah Zirke, Billy Wickman, Charlotte Mosby, William B. Davis, Manny Jacinto, Tally Rodin, Sophia Lauchlin Hirt, Jonathan Whitesell, Synto D. Misati, Austin Abell, Katharine Isabelle, Sarah Smyth

Crítica

Público recomendado: Adultos

Malos tiempos en El Royale es el último film de Drew Goddard, guionista y director de Cabin in the Woods.

La cinta cuenta con un elenco resplandeciente encabezado por Jeff Bridges, Jon Hamm, Dakota Johnson y Chris Hemsworth.

La trama se centra en torno a un antiguo casino de lujo, El Royale, situado entre los estados de Nevada y California, en el que distintos individuos con secretos tras de sí concurren en una desafortunada velada.

La cinta oscila entre el thriller, el slasher y la comedia negra, con reminiscencias a The Hateful Eight y a la anterior cinta de Goddard, Cabin in the Woods, que ya le situara con un peculiar modus operandi. La narrativa bulle en una tensión continua, avanzando a golpe de puntos de giro, que se va cociendo hasta acariciar, en ocasiones, lo inverosímil.

El tema principal de la película es el altar de las cosas futiles y los juegos en los que nos vemos envueltos por ese culto escalonado que de la propia organización social se desprende desde el siglo pasado. En este saco entran aspectos como la religión (con una fina capa en la que se desprende de su vertiente exclusivamente espiritual, abstraída de credos), la política, y la propia concepción del ser humano sobre sí mismo y sobre su imagen. En el camino, la película recoge referencias a distintos hitos de la cultura americana, en forma de alusiones colaterales.

Malos tiempos en El Royale, contando con muchos atributos favorables y atractivos, queda relegado, con todo el carnaval, a una película que dispara fuegos artificiales a ras de suelo, no luciendo todos como podrían.

 

 

Comentarios