Mulán

Mi deber es luchar.

  • Rating

Movie Details

Título original
Mulan
Director
Niki Caro
Géneros
Drama, Acción, Bélica, Fantasía
Sinopsis
El Emperador de China emite un decreto para reclutar a un varón por cada familia que deberá servir en el Ejército Imperial para defender al país de los invasores del Norte. Hua Mulán, hija única de un condecorado guerrero, se presenta para evitar que su anciano padre sea llamado a filas. Se hace pasar por un hombre, Hua Jun y se somete a todo tipo de pruebas. Para conseguirlo deberá apelar a su fuerza interior y sacar a la luz todo su potencial. Se trata de una aventura épica que la transformará en una guerrera laureada que la hará merecedora del respeto de todo un país y motivo de orgullo para su padre. La película es protagonizada por Liu Yifei, con Donnie Yen, Jason Scott Lee, Yoson An, Gong Li y Jet Li en papeles secundarios.
País
 China,   United States of America
Duración
1 h 56 min
Estreno
4 septiembre 2020
Certificación oficial
PG-13
Reparto
Liu Yifei, Donnie Yen, Gong Li, Jet Li, Jason Scott Lee, Yoson An, Tzi Ma, Rosalind Chao, Cheng Pei-Pei, Ron Yuan, Chen Tang, Jun Yu, Doua Moua, Jimmy Wong, Ming-Na Wen, Nelson Lee, Hoon Lee, Crystal Rao, Elena Askin, Vincent Feng, R.J. O'Young, Roger Yuan, Jenson Cheng, Arka Das, Jen Sung, King Lau, Susana Tang, Zhaidarbek Kunguzhinov, Gary Young, Wolf Chen, Owen Kwong, Radhesh Aria

Crítica

Público recomendado: + 13

Película estrenada en plataformas

 Mulan es la nueva adaptación en imagen real de otro clásico animado Disney, una línea que en los últimos años ha proporcionado a la productora del ratón éxitos como El libro de la selva, La bella y la bestia o Aladdin. La película se tendría que haber estrenado en marzo, pero la pandemia obligó a Disney a retrasar la salida. Finalmente, y en medio de una enorme polémica, la compañía ha decidido estrenarla a través de su plataforma de streaming Disney + (previo pago extra de 22 euros) en aquellos países en los que ya está asentada. Un movimiento que han criticado duramente los exhibidores, y buena parte del público amante del cine en salas. Si el “invento” le sale bien a Disney, puede que sea el primer paso para la desaparición de una forma crucial de cultura como es el ir al cine.

En cuanto a la película en sí, al contrario que con otras adaptaciones, en esta ocasión se ha decidido no seguir el original animado al pie de la letra: se cambian personajes, situaciones y desarrollos. Una buena idea en principio, aunque el resultado queda muy por debajo de la película de 1998. Esta Mulan de 2020 no acaba de encontrar nunca su ritmo ni su tono. Aquel fantástico equilibrio entre aventura, drama y comedia de la película original se ve reemplazado por un torpe intento de crear una película épica al estilo oriental.

Uno de los errores más críticos consiste en convertir a la protagonista en una especie de elegida con habilidades casi sobrehumanas. Usando la idea de que ha nacido con el “chi” (que tal como lo explican viene a ser exactamente lo mismo que la “fuerza” de la saga Star Wars), Mulan es ahora más una súper heroína de Marvel que un personaje cuyo esfuerzo y dedicación le lleva a conseguir sus metas. Esto resta interés a su desarrollo: su entrenamiento no sirve para nada porque en realidad ella es capaz de derrotar sola a varios poderosos guerreros a la vez, lanzar flechas con los pies, y varias fantasmadas por el estilo. Esto por supuesto hace que la identificación del espectador sea mucho más difícil. Porque al final, incluso en las películas de súper héroes hay que encontrar la humanidad de estos para que el público conecte, cosa que aquí no sucede.

Por otro lado, resulta sorprendente que un producto de esta envergadura muestre un trabajo de planificación y montaje tan torpe. Las escenas de acción están desprovistas de todo dinamismo y veracidad. Tampoco los intentos de crear situaciones dramáticas o cómicas entre personajes funcionan. La falta de carisma de la protagonista no ayuda demasiado.

Por salvar algún aspecto, se puede decir que todo el trabajo de escenografía y vestuario está muy cuidado, con un uso del color muy atractivo. La banda sonora de Harry Gregson-Williams también cumple con creces.

En definitiva, una auténtica decepción que no llega ni a acercarse a la película original, y que desde luego no justifica el exagerado precio que Disney cobra por verla online (cuando en diciembre todos los abonados de la plataforma la podrán ver sin el pago extra). Esperemos que Disney vuelva a la exhibición de sus películas en cines, que buena falta le hace a un sector tan castigado.

Tráiler

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad