Objetivo: La Casa Blanca

  • Rating
    No calificada

Movie Details

Título original
Director
Géneros
Sinopsis
País
Duración
Estreno
Certificación oficial
Reparto

Objetivo: La Casa Blanca

Público recomendado: Adultos 

A sus 47 años, el realizador americano, Antoine Fuqua (Shooter, 2007), no remonta el vuelo en este thriller de acción, de sobrada sofisticación en las escenas de acción y sus manidos efectos especiales, pero que adolece de un guión tibio, que se apoya mucho en la ironía y el sarcasmo -imitando principalmente el modelo La jungla de cristal– para intentar salvar una producción que vuelve a recordar a la figura del presidente de los Estados Unidos y los alambicados chantajes para acabar con la Casa Blanca.

Tras un accidente en el que sólo consigue salvar la vida del Presidente Asher (Aaron Eckhart), el agente del Servicio Secreto Mike Banning (Gerard Butler) decide dejar su puesto para trabajar en el Departamento del Tesoro. Pero, cuando un comando norcoreano liderado por Kang (Rick Yune) ataca la Casa Blanca y toma como rehenes al Presidente y a su equipo, Banning se verá obligado a entrar de nuevo en acción. 

Resulta agotador que de nuevo la cartelera exhiba otro episodio en torno a la vida del presidente de los Estados Unidos, precisamente cuando han sido ya muchas las que han atajado el asunto con resultados desiguales, pero siempre con la idea de salvar al que gobierna América. Ahí están Air force one (1997), Deep impact (1998), Independence day (1996) o Vantage point (2008), por ejemplo. 

De este modo, Antoine Fuqua presenta una película sincera, llena de tópicos y escandalosos efectos especiales, sin ambiciones, de ritmo vertiginosamente frenético, pero sin alma, convencional y entretenida ocasionalmente, que rebaja el nivel de otras historias suyas como The training day (2001), y suple esas carencias con la presencia de rostros muy conocidos en el panorama cinematográfico, de ser posible que luzcan bien en pantalla, para así ir haciendo remiendos a la trama -inverosímil en este caso- hasta intentar la dignificación, si fuera posible. 

La clave está en que para demostrar que la Casa Blanca corre peligro, el argumento debería desplegar alguna pista. Y lo que es peor: que este thriller intenta tomarse en serio a sí mismo, cuando no ofrece novedades, abusa de la habitual banda sonora, que anula las opciones de sorpresa del drama, y consigue que un reparto estelar no sirva para nada. 

De esta manera, Objetivo: La Casa Blanca, está más cerca de ser una película de serie B que de cualquier otra cosa. Cine palomitero en estado puro.

José Luis Panero

 

 Ficha técnica:

(Olympus has fallen, Estados Unidos, 2013)

Dirección: Antoine Fuqua

Interpretación: Gerard Butler (Mike Banning), Aaron Eckhart (presidente Benjamin Asher), Morgan Freeman (Trumbull), Radha Mitchell (Leah), Dylan McDermott (Forbes), Angela Bassett (Lynn Jacobs), Cole Hauser (Roma), Melissa Leo (Ruth), Ashley Judd (Margaret Asher), Rick Yune (Kang).

Duración: 119 min.

Género: Thriller

Comentarios

ut in consectetur dolor pulvinar mattis libero