Objetivo: Londres

Los líderes mundiales están reunidos. Sus enemigos también.

  • Rating

Movie Details

Título original
London Has Fallen
Director
Babak Najafi
Géneros
Acción, Suspense
Sinopsis
En un mundo gobernado por la injusticia y el caos, aparece la figura del presidente de los Estados Unidos que junto a su portavoz Trumbull, liderarán una lucha interna por las libertades de todos los americanos. Sin embargo, se producirá un intento de derrocamiento por parte de fuerzas espías para acabar con el primer ministro inglés. Esto podría significar un intento de eliminar la paz mundial a toda costa. Para ello el presidente contará con la inestimable ayuda de su guardaespaldas. Mike Benning agente secreto del MI6 liderará una contención para intentar acabar con esta revolución. Benning no estará sólo ya que volverá a encontrar apoyo de Trumbull, especializado en técnicas paramilitares.
País
 Bulgaria,   United States of America,   Reino Unido
Duración
1 h 39 min
Estreno
2 marzo 2016
Certificación oficial
16
Reparto
Gerard Butler, Aaron Eckhart, Morgan Freeman, Angela Bassett, Melissa Leo, Robert Forster, Shivani Ghai, Sean O'Bryan, Radha Mitchell, Jackie Earle Haley, Charlotte Riley, Mehdi Dehbi, Colin Salmon, Alon Aboutboul, Jorge Leon Martinez, Waleed Zuaiter, Adel Bencherif, Michael Wildman, Penny Downie, Patrick Kennedy, Deborah Grant, Andrew Pleavin, Nigel Whitmey, Julia Montgomery Brown, Elsa Mollien, Philip Delancy, Nikesh Patel, Nancy Baldwin, Terence Beesley, Simon Harrison

Crítica:

Público recomendado: Adultos

Objetivo: La Casa Blanca consiguió hace tres años unos muy buenos resultados comerciales a partir de un presupuesto reducido.

No es de extrañar, pues, que nos llegue ahora esta secuela donde la acción se traslada a la capital británica. Sin embargo, las pocas virtudes de la película original se quedan diluidas en un producto francamente deficiente.

Mike Banning se plantea si abandonar su misión de proteger al Presidente de Estados Unidos ante la llegada de su primer hijo. Al viajar a Londres para asistir al funeral del Primer Ministro británico, se encontrarán en una nueva situación de sitio terrorista de consecuencias imprevisibles.

Muchas películas contemporáneas, ya sea desde el género de acción o de cualquier otro, se han acercado al fenómeno del terrorismo internacional reflexionando sobre sus causas y consecuencias, o sobre su repercusión en el hombre y la sociedad. Nada de eso está presente en Objetivo: Londres. La película se limita a utilizar la iconografía del 11-S de un modo vacío y sensacionalista, crea una escueta trama de buenos y malos, y añade una rancia justificación de la venganza, regodeándose en la violencia a partir de un personaje estereotipado que parece salido de un actioner de los 80 a lo Chuck Norris. Los personajes de ambos lados responden a un deseo de protección de la familia, pero sólo en clave de venganza y exterminio del otro.

En cualquier caso, el mayor problema de Objetivo: Londres no es ese, ya que al fin y al cabo su público potencial busca un simple entretenimiento y unas cuantas set pieces de calidad. El problema es que ni siquiera es capaz de ofrecer eso: la película tarda bastante en arrancar, hasta que los protagonistas llegan a Londres. Una vez allí, se produce el mejor tramo de la película, el del primer ataque coordenado de los terroristas, 15 minutos que sí proporcionan algo de tensión y de buena acción (a pesar de unos efectos especiales bastante mal ejecutados). Pero a partir de ahí el interés empieza a decaer y la última hora se hace bastante aburrida, en unos escenarios muy pobres y con un desarrollo de la acción mediocre y confuso. Cabe destacar como algo positivo que en el reparto figure el siempre correcto Morgan Freeman, y poco más.

 

 

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad