Sorry We Missed You

  • Rating

Movie Details

Título original
Sorry We Missed You
Director
Ken Loach
Géneros
Drama
Sinopsis
Ricky y su familia han estado luchando contra las deudas desde la crisis financiera del año 2008. Afortunadamente para ellos se presenta una gran oportunidad para conseguir tomarse un respiro y optar, incluso, a algo de independencia gracias a una nueva furgoneta. La familia decide crear una franquicia de entregas a domicilio. Es un trabajo duro, y que la mujer de Ricky sea asistente no es algo que facilita la situación. Sin embargo, la familia se muestra decidida a mantenerse unida, sin importar las dificultades que aparezcan en el camino.
País
 Bélgica,   Francia,   Reino Unido
Duración
1 h 40 min
Estreno
4 octubre 2019
Certificación oficial
Reparto
Kris Hitchen, Debbie Honeywood, Rhys Stone, Katie Proctor, Ross Brewster, Charlie Richmond, Julian Ions, Sheila Dunkerley, Maxie Peters, Christopher-John Slater, Heather Wood, Alberto Dumba, Natalia Stonebanks, Jordan Collard, Dave Turner, Stephen Clegg, Nikki Marshall, Darren Jones, Linda E. Greenwood, Mark Birch, Mark Burns, Vicky Hall, Harriet Ghost

Crítica

Público recomendado: +16

El incombustible marxista Ken Loach, infatigable al desaliento con sus más de ochenta años, vuelve a intentar que sus denuncias sociales sean un puñetazo en la cara del espectador. De la mano de su incondicional guionista Paul Laverty, en esta ocasión la trama se centra en una familia de trabajadores. La madre, Abbie (Debbie Honeywood), cuida ancianos a domicilio, y el padre, Ricky (Kris Hitchen), ha decidido ponerse a trabajar como autónomo en una franquicia de reparto postal, estilo DHL. Ambos tienen dos hijos, Sebastian (Rhys Stone), un adolescente problemático, y la pequeña y encantadora Lisa (Katie Proctor). La vida familiar funciona bastante bien, todos se tratan con afecto y gozan de estar juntos. Pero el nuevo trabajo de Ricky comienza a ser estresante, inflexible y le quita cada vez más tiempo. Esta situación va tensando la convivencia familiar, las relaciones se van crispando y la vida se hace cada vez más difícil.

No es la primera vez que Loach da importancia a la familia en la trama argumental, aunque se trate de una familia disfuncional. En películas como Lloviendo piedras, Buscando a Erik, Sweet sixteen o Ladybird, Ladybird… se pone de manifiesto la influencia que la situación socioeconómica puede tener sobre las familias y sus relaciones. Pero probablemente esta sea la película en la que el retrato familiar sea más completo, y por tanto también la devastación sea más contundente. Y por ende, se trata de una de sus cintas más devastadoras.

La película hace un retrato bastante realista de en qué consiste el trabajo de muchos autónomos, para los que es una forma de explotación encubierta. Pero el film también habla de la casi siempre imposible conciliación entre trabajo y familia. Si uno se esfuerza en conseguir el dinero necesario para dar un modesto bienestar a su familia, el precio que tiene que pagar, paradójicamente, es desatenderla. Este desalentador retrato nos resulta desgraciadamente más familiar de lo que quisiéramos y denuncia un problema real de nuestras sociedades occidentales. Lo cual no justifica el final desesperanzado y amargo que nos propone Loach, y que le sitúa en las antípodas del neorrealismo italiano, uno de sus referentes remotos más claros. La película, sobra decirlo, está magníficamente dirigida, con un soberbio trabajo actoral.

Tráiler

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad