Space Jam: Nuevas leyendas

¡Bienvenido al partido del siglo!

  • Rating

Movie Details

Título original
Space Jam: A New Legacy
Director
Malcolm D. Lee
Géneros
Animación, Comedia, Familia, Ciencia ficción
Sinopsis
Secuela de la cinta original de 1996, Space Jam, protagonizada por Michael Jordan. En esta segunda parte, la super estrella de la NBA es LeBron James, quien queda atrapado junto a su hijo Dom en un extraño lugar, un espacio digital de una fuerza todopoderosa y malvada conocida como A.I. Para volver a casa y poner a salvo a su hijo, el jugador de baloncesto deberá unir fuerzas con Bugs Bunny, Lola Bunny y el resto de personajes de los Looney Tunes para enfrentarse en un partido de baloncesto a los campeones digitalizados por A.I.
País
 United States of America
Duración
1 h 55 min
Estreno
8 julio 2021
Certificación oficial
PG
Reparto
LeBron James, Don Cheadle, Cedric Joe, Sonequa Martin-Green, Khris Davis, Jeff Bergman, Eric Bauza, Zendaya, Ceyair J. Wright, Xosha Roquemore, Jalyn Hall, Wood Harris, Sue Bird, Anthony Davis, Draymond Green, Damian Lillard, Klay Thompson, Nneka Ogwumike, Diana Taurasi, A'ja Wilson, Gerald 'Slink' Johnson, Sarah Silverman, Steven Yeun, Ernie Johnson, Lil Rel Howery, Michael B. Jordan, Gabriel Iglesias, Candi Milo, Bob Bergen, Fred Tatasciore, Rosario Dawson, Justin Roiland, Kimberly Brooks, Cassandra Starr, Greice Santo, Whitney Coleman, Anna Sofie Christensen, Julyah Rose, Erin Flannery, Harrison White, Katie McCabe

Crítica

Público recomendado: Todos

En la primera parte de la saga Space jam(1996), memorable encuentro contra un equipo de disparatados y atrabiliarios y biliosos alienígenas. El rotundo relato devino, de alguna manera,  el Regreso al futuro de los años noventa o el Dirty Dancing epocal, aunque las únicas coreografías concurrentes las radiografiaba Air a cadencia de mates y  triples. En tal cinta noventera, el prodigioso Jordan se  convertía en impagable auxilio de los portentosos Looney Tunes.

Cinco lustros después, el escolta de los Lakers, LeBron James, es quien solicita ayuda a los magistrales cartoons de la Warner Bros para echar unas canastas, triunfar, salvar su mundo y recuperar a su hijo y a su familia. LeBron deberá enfrentarse a un pérfido y megalómano algoritmo con forma humana cuyo exclusivo interés es obtener nombradía y dudosa reputación en el denominado serviverso. En tal y paralelo mundo virtual, abducidos por Al-G Rhythm (Don Cheadle), LeBron y su retoño Dom (Cedric Joe) deberán enfrentarse a un desafío canastero que determinará inexorablemente su inmediato futuro.

Enfrentados por su disparidad de opiniones, la relación padre-hijo, hadal quiebra, dará lugar a heroica epopeya en la que las normas del baloncesto quedan definitivamente eclipsadas, el juego queda presidido por los preceptos de los videojuegos y el universo ‘gen z’, mientras saturan  la pantalla y estragan nuestras retinas con la Inteligencia Artificial y la realidad aumentada  a través de estroboscópicas luces de neón, extrañas levitaciones, power ups, trucos “mágicos” y plurales y letales delirios tecnológicos: hacia el transhumanismo y más allá.

Pulula por la cinta abundante panoplia: desde Bugs Bunny y Porky a Coyote y Correcaminos, sin olvidar al más grande: el pato Lucas. Y por supuesto cameo de Michel Jordan. O la aparición, también, de otros grandes baloncestistas: Anthony Davis, Klay Thompson, Damian Lillard. Y, sobre todo, la jugadora Diana Lorena Taurasi,  Phoenix Mercury de la WNBA (la NBA femenina) y UMMC Ekaterinburg, Liga rusa, pues. Cameos aderezados con innumerables guiños: Juego de Tronos,  los personajes de DC Comics, Matrix y, sobre todo, Harry Potter: de baloncesto a quidditch, toque genial.

Y en el bando rival de los malotes, aparte del citado algoritmo con apariencia humana, emergen un hombre de hielo y fuego, una arácnida hembra y un androide capaz de controlar y diferir el tiempo. Hermoseado con prescindible toque vintage, en esta nueva peripecia de Space Jam, Nuevas Leyendas, dirigida a la sazón por Malcolm D. Lee, brota dolorosa sombra: la historia, cinematográficamente hablando, agoniza  bien pronto, la trama no da para dos larguísimas y excesivas horas, además producirse la acre sensación de que algunas secuencias acaecen forzadas. Otras, extremadamente predecibles.

Y luz: relato, glorioso basket aparte, que retrata una seductora y poderosa historia paterno-filial: un enojo padre-hijo que desemboca en acometida virtual acontecida en entretenido y difuso ente tecnológico. Y, por supuesto, tal vez todos necesitemos un Dream Team. Pero de verdad. En fin.

Tráiler

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad