26 julio, 2020

Por muchas razones

Por muchas razones

Crítica

Público recomendado: +14

Producciones  Nº 52 con el apoyo de la Fundación Universitaria San Pablo CEU y ACdP han creado una miniserie en formato de docu-ficción, titulada Por muchas razones, contando con un elenco de actores jóvenes expertos en musicales, que suma entre plataformas y las emisiones en los distintos formatos que ofrece Antena 3 en torno a 300 millones de visualizaciones.

El creador de esta obra ha sido Diego Blanco Albarova, al que hemos entrevistado en dos ocasiones, toda una garantía de éxito como demostró con el libro: Un camino inesperado, editado por Encuentro, en el que se desvelaba el mensaje cristiano que se esconde detrás de la monumental obra de Tolkien, El Señor de los Anillos, convertida en trilogía por la carestía de papel después de la Segunda Guerra Mundial que posteriormente se ha transformado en un documental premiado con El Gabriel Award de la asociación católica de la prensa de EEUU y Canadá. El caso es que este escritor, que conoce a la perfección los ámbitos juveniles, pues tuvo una adolescencia problemática, aunque su vida cambió porque sufrió una conversión religiosa, se ha sacado de  la chistera un jugoso guion para una serie que consta de 14 episodios de 5 minutos de duración, acompañado del experto realizador Ricardo del Pozo.

Esta serie comienza cuando J, un niño con dificultades para adaptarse y que sufre acoso, recibe una caja cargada de cintas de una persona que le habla, intentando explicarle quién es, dónde se encuentra el origen de todo y quién debe ser la persona adecuada para indicarle o para ayudar a encontrar el sentido de su vida.

Desde el punto de vista técnico, el nivel de la serie es aceptable, aunque el punto fuerte de esta historia, acompañada de pequeñas píldoras documentales, es que se percibe lo bien que el mencionado guionista conoce la forma de ser de los jóvenes y adolescentes que, aunque tengan ganas de comerse el mundo son sensibles; tienen dudas existenciales; presentan heridas por unos padres que se divorcian y  necesitan sentirse queridos.

Esta serie transmite esperanza y pretende evangelizar en la frontera a alumnos de secundaria, bachillerato y universitarios, recordando lo que ocurre cuando los totalitarismos comunista y nazi matan a Dios o como los maestros de la sospecha psicológica como Freud quitan el sentido de culpa a las personas por haber ofendido a Dios. También de alguna manera se hace referencia al problema de la indiferencia religiosa.

El lenguaje utilizado para contar esta historia es el propio de la sociedad actual, pero siendo elegante porque no es necesario mostrar todo para entender lo que está pasando. Por otra parte, muestra las graves dificultades de la juventud para conectar con la Iglesia. Todo ello aderezado con chistes que hacen referencia a la saga de Tolkien o a los superhéroes para que el espectador se sienta cómodo. De hecho hay un cameo del guionista que hace de jefe de estudios y al que los alumnos le llaman Thanos (popular villano de Marvel).

La forma de comunicar es sugerente, no dando nada por sentado, para que quien acceda al contenido se sienta interpelado por su profundidad. La propuesta es inteligente, acertada y atractiva para que una persona quiera ser amiga de Jesús o trate de conocerlo, ya que Él ha sufrido por nosotros y nos propone un camino para alcanzar la felicidad. Por muchas razones es la serie que yo recomendaría a un hijo, a un nieto o amigo desencantado de la vida.

 

Comentarios

felis accumsan consequat. dictum id, quis, et, ut nec Praesent efficitur.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad