2 marzo, 2020

Servant

Servant

Crítica

Público recomendado: +16

Se percibe el buen estado de forma en el que se encuentra el cineasta M Night Shyamalan, tras el éxito de las secuelas de El protegido como Múltiple y Cristal, lo que nos da pie para recomendar una serie producida y, en parte dirigida, junto a un equipo, por el citado realizador.

La serie en cuestión se titula Servant, siendo creada por el escritor Tony Basgallop. Las productoras Bliding Edge Pictures y Escape Artist han puesto la pasta para que este proyecto, que distribuye Apple TV +, pueda llevarse a cabo. La mencionada producción televisiva cuenta la historia de un matrimonio de clase alta, cocinero de prestigio él y periodista de éxito ella, que han sufrido mucho con su bebé recién nacido y reciben la visita de una misterios niñera.

M Night Shyamalan y  su equipo han apostado por una producto de 10 capítulos cortos de unos 33 minutos para atrapar al espectador, manteniéndolo enganchado y para que la falta de tiempo no sea una excusa para no ver esta obra. Los giros argumentales buscan sorprender al espectador e intentan que te vayas comiendo la cabeza con una inquietante atmósfera.

Servant, podríamos decir que es una mezcla entre La semilla del diablo de Roman Polanski y La profecía de Richard Donner, protagonizada por Gregory Peck. Para mi gusto, los mejores capítulos son los tres primeros, ya que resultan inquietantes y captan la atención de los espectadores, mientras que los tres siguientes parecen que se desinflan o desdibujan.  No obstante, los cuatro últimos vuelven a interesar,  y su inquietante final busca con acierto una segunda parte, aunque le falta algo a la serie para llegar a funcionar a pleno rendimiento.

La interpretación de Toby Kebbell es clave para hacernos reflexionar sobre cómo puede afectar a nuestra vida una situación traumática y el modo de afrontarlo, que es completamente distinto en los dos personajes, pues a uno le afecta psicológicamente, mientras que se percibe que el otro cónyuge lo ha aceptado. Y es el citado Kebbell  el actor sobre el que recae el peso de toda la trama de terror psicológico. El mencionado cineasta de El sexto sentido siempre ha sentido una especial atracción por el cristianismo, así que enfrenta dos modos de entender la vida. El mundo de la niñera está muy vinculado a la fe frente al estilo de vida superficial y hedonista de la pareja protagonista, aunque el equipo de producción juega al ratón y al gato con situaciones ambiguas. El director, por otra parte, intenta que conectemos con la personalidad de cada uno de los personajes, logrando, en parte que te encariñes con ellos para que te pongas en su  lugar.  Los ganchos para esta producción han sido el Ron de Harry Potter, que responde al nombre en la vida real de Rupert Grint y la actriz Nell Tiger Free.

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad