23 julio, 2022

This is us

This is us

Crítica

Público recomendado: +12

Dan Fogelman es el creador de This is us, una gran serie que podemos encontrar en diferentes plataformas como la de Disney. Este producto televisivo consta de 6 temporadas de 18 capítulos de unos 45 minutos de duración.

El argumento de la primera temporada, que estamos analizando, gira en torno a una familia con trillizos (dos de ellos biológicos y uno de raza negra adoptado), en la que sus directores juegan con el pasado y el presente en diferentes etapas de la vida (el nacimiento la niñez, la adolescencia, y la edad adulta) para que entendamos que sus acciones del día a día, a veces, guardan cierta relación con un hecho que les marcó en el pasado.

Este producto televisivo no es explícitamente religioso, pero se perciben algunos de sus valores como el de una familia entregada, pues la pareja formada por Jack y Rebeca luchan por mantener viva la llama del amor, donde el valor de la acogida está presente y los padres transmiten a sus hijos sus principios como por ejemplo de la bondad de uno de ellos, pues este no recrimina a su padre biológico que lo abandonara. Sus gestos y acciones constatan ese valor. Los personajes secundarios aportan su grano de arena como ese veterano médico con gran vocación que lanza un mensaje en favor de la vida con elegancia y sabiduría.

La única pega de esta temporada es un guiño a la ideología de género, dando a entender que puede ser lo que quieras ser en cada momento independientemente de lo que marque tu sexo al nacer.

La fe hace acto de presencia en algunos momentos de la vida como una situación en la que vemos a uno de los hijos, cuando su hermana está hospitalizada, que  pregunta a quién debe rezar (pues en la tienda del sanatorio aparecen varias deidades) al Dios de los judíos; a Dioses orientales, aunque parece que se decanta por una Virgen María, que recuerda a la Milagrosa de las Hijas de la Caridad. En otra escena que nada tiene ver con la que acabamos de mencionar se  sugiere la posibilidad de la resurrección mediante un sueño con cierto toque de poético.

En un determinado momento, hay otra situación en medio de un paisaje boscoso en la que el padre biológico le agradece a Dios por haberle dado ese padre adoptivo para su hijo. La historia de amor del matrimonio protagonista es de gran belleza, ya que ambos intentan tener a la familia unida, uno con su sensatez; la otra con su generosidad; uno cargando con su cruz personal; la otra renunciando a una carrera de éxito. Por tanto, podemos concluir que se trata una historia de entrega personal; que debe entenderse como amor de ágape; de un sacrificarse por los demás para ser felices haciendo lo correcto.

La apuesta de su creador, el citado Dan Fogelman, es la de tratar los temas con profundidad: desde la obesidad a las altas capacidades; desde las adiciones al modo en que cada uno afronta el éxito o una situación dolorosa. En definitiva, una serie deliciosa para que los padres la vean con sus hijos (preadolescentes, adolescentes o jóvenes) porque en el fondo si sus progenitores saben enfocar adecuadamente los temas, favoreciendo el debate, puede resultar hasta educativa, así como tierna, emocionante, cercana a la realidad y, en algunas que otra escena, hasta divertida.

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad