25 junio, 2012

Series TV: Luther

Series TV: Luther

Un razonable número de películas de intriga provienen de la novela negra como los escritos por el escritor y guionista Raymond Chandler. Luther (2010) es una serie dela BBC que podría perfectamente dar pie a una saga literaria policial de primer línea, ya que tanto el guionista Neil Cross como los tres directores Brian Kira, Sam Millar y Stephan Schwartz, han narrado con maestría las andanzas de un policía, creando un producto televisivo de 8 capítulos en su primera temporada y de 4 en la segunda muy sólido y sin fisuras. Supera a la media habitual con sobresaliente de los thrillers que nos ha ofrecido la cartelera española. 

Y es que el inventor  de Luther, no sólo nos habla de una serie de casos que deben ser resueltos por una mente privilegiada como la de John Luther, magníficamente interpretado por Idris Elba, sino que muestra el lado más humano del protagonista. 

El citado detective quiere con toda su alma a su mujer a pesar de que ella se ha marchado con otro hombre y no pierde la esperanza de regresar a sus brazos porque concibe el amor, el matrimonio o la relación de pareja para toda la vida en el buen sentido de la palabra. John es una persona de buenos sentimientos, pero su fuerte carácter impide que sus compañeros comprendan las verdaderas motivaciones de sus salidas de tono. 

Luther quiere que los delincuentes cumplan su pena  y lucha para ello, aunque sus métodos nos parecen cuestionables, permitiendo reflexionar el espectador sobre si el fin justifica los medios. Sin embargo, Luther se salta más bien la burocracia y los protocoles cuando está convencido de la culpabilidad de un determinado sujeto o no le cuadra la escena del crimen. 

Podríamos decir que a diferencia del  frío Dr. House (aunque últimamente está cambiando), cuyo único interés es dar con la respuesta a una enfermedad sin preocuparse por el estado de ánimo  y el bienestar del  paciente, a Luther le preocupa el daño que pueda ocasionar una decisión equivocada por su parte. 

Por otro lado, Luther es la historia de una vocación religiosa que no llegó a buen puerto y se recondujo en una vocación detectivesca para descubrir la verdad y hacer justicia. 

Además, la serie ha captado a la perfección la psicología del ser humano. Esta idea queda reflejada en los diálogos entre el policía y la psicópata Alice Morgan (Ruth Wilson), cuyo personaje recuerda al protagonista del Silencio de los corderos (1991), que nos parecen brillantes y resultan muy sugerentes. Llama la atención el modo en el que Alice toca los puntos débiles del alma de Luther al que le remuerde la conciencia porque sabe que, en una ocasión, no actuó de modo ético, lo que sirve para recordarle su fragilidad.

Víctor Alvarado

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies