Cantando bajo la lluvia

¡Qué maravillosa sensación!

  • Rating

Movie Details

Título original
Singin' in the Rain
Director
Stanley Donen, Gene Kelly
Géneros
Comedia, Música, Romance, Drama
Sinopsis
Antes de conocer a la aspirante a actriz Cathy Seldon, el ídolo del cine mudo Don Lockwood pensaba que lo tenía todo; fama, fortuna y éxito. Pero, tras conocerla, se da cuenta de que ella es lo que realmente faltaba en su vida. Con el nacimiento del cine sonoro, Don quiere filmar los musicales con Kathy, pero entre ambos se interpone la reina del cine mudo Lina Lamont.
País
 United States of America
Duración
1 h 43 min
Estreno
9 abril 1952
Certificación oficial
G
Reparto
Gene Kelly, Donald O'Connor, Debbie Reynolds, Jean Hagen, Millard Mitchell, Cyd Charisse, Douglas Fowley, Rita Moreno, Mae Clarke, Bess Flowers, Robert Foulk, Kathleen Freeman, Joi Lansing, Sylvia Lewis, Harry 'Snub' Pollard, William Schallert, Elaine Stewart, Brick Sullivan, John George, King Donovan, Lana Turner, Allen Sutherland, Dawn Addams, John Albright, Betty Van Allen, Sue Allen, Marie Ardell, Bette Arlen, David Bair, Jimmy Bates, Mary Bayless, Marcella Becker, Margaret Bert, Madge Blake, Lulu Mae Bohrman, Gail Bonney, Chet Brandenburg, Tex Brodus, Barbara Carroll, Gwen Carter, Bill Chatham, Lyle Clark, Dorinda Clifton, Harry Cody, Chick Collins, Pat Conway, Jeanne Coyne, Ruby C. Currie, Fred Datig Jr., Bert Davidson, Robert Dayo, Gloria Dea, Patricia Denise, Harry Denny, Kay Deslys, John Dodsworth, Michael Dugan, Phil Dunham, Helen Eby-Rock, Richard Emory, Betty Erbes, Charles Evans, Tommy Farrell, Ernie Flatt, George Ford, Robert Fortier, Dan Foster, Clair Freeman, Lance Fuller, Doris Fulton, Jeanne Gail, Glen Gallagher, Jon Gardner, Diane Garrett, Jack George, Kenneth Gibson, Mickey Golden, Inez Gorman, A. Cameron Grant, Beatrice Gray, Marion Gray, Robert Haines, William Hamel, Betty Hannon, Sam Harris, Jean Harrison, Timmy Hawkins, Jack Hendricks, Lars Hensen, Jean Heremans, Stuart Holmes, Don Hulbert, Frank Hyers, Patricia Jackson, Ivor James, Morgan Jones, David Kasday, Jan Kayne, Jimmy Kelly, Kenner G. Kemp, Mike Lally, Judy Landon, Joi Lansing, Janet Lavis, Virginia Lee, Meredith Leeds, William F. Leicester, Peggy Leon, Diki Lerner, Bill Lewin, King Lockwood, Leon Lontoc, Leota Lorraine, Paul Maxey, Dorothy McCarty, Ann McCrea, Philo McCullough, Ray McDonald, Johnny McGovern, Joseph Mell, Carl Milletaire, Gloria Moore, Forbes Murray, Peggy Murray, Anne Neyland, Ruth Packard, Dorothy Patrick, Allen Pinson, Angi O. Poulos, George Reeder, Charles Regan, Shirley Jean Rickert, Joanne Rio, Tony Rocket, Victor Romito, Dennis Ross, Paul Salata, Cosmo Sardo, Phil Schumacher, Betty Scott, David Sharpe, Julius Tannen, Harry Tenbrook, Beverly Thomas, Beverly Thompson, Jimmy Thompson, Dee Turnell, Dorothy Tuttle, Tyra Vaughn, Pat Walker, Tommy Walker, Bobby Watson, Chalky Williams, Robert B. Williams, Wilson Wood, Adam York, Norma Zimmer

Crítica

Público recomendado: +12

La estructura de un musical y sus elementos narrativos y estéticos han sido estudiados por muchos teóricos de género, entre ellos Rick Altman. Un musical tiene estructura dual, dice Altman (en The american film musical), pues «cada segmento debe ser entendido no en términos de los segmentos con los que se relaciona casualmente, sino en comparación al segmento del cual es paralelo». Es decir, mientras la estructura convencional se puede representar como A –> B –> C, una escena se lee con la siguiente inmediata, en el musical americano en cambio es A/B, C/C’; las escenas deben verse como un set de dos, contextualizar una de uno de los protagonistas con la del compañero, pues una no corresponde con la siguiente inmediata sino con la que haga juego con el otro protagonista.

Con esta estructura, la función en la sociedad del musical pareciese ser hacer evidente que términos opuestos puedan ser concordantes en lugar de ser excluyentes. Muchos musicales utilizan a una segunda (o tercera o cuarta) pareja para darle respiro a la protagónica, y mantiene el dualismo mediante números musicales en dueto o solo (este último por lo general presenta a un solo sexo, un intérprete o muchos, y debe haber un solo que complete al del otro sexo). La sexualidad es un rasgo importante; por lo general el baile funciona como juego previo o representa el acto sexual, asunto conveniente para el Código Hays de censura de la época. Y sentencia Altman: en el musical americano la pareja es la trama. También se trata del más puro de los géneros ya que no está comprometido con realismos históricos, sociales o actorales: crea una convención hermética que es puramente propia, además de estar denominado a partir de su modo de ejecución (y no su materia a tratar –el western, el bélico– o su efecto en el espectador –cine de terror–).

Como El crepúsculo de los dioses, Cantando bajo la lluvia también es una película sobre el cine. El que películas como estas existan indican que ya el cine ha llegado a un momento de su historia, con apenas poco más de cincuenta años, en el que puede empezar a hablar de sí mismo. En Cantando bajo la lluvia se trata de la transición del mudo al sonoro y todo lo que esto conlleva, como el doblaje. Resulta muy irónico que Jean Hagen (Lina) doblase a Debbie Reynolds (Kathy) en la escena en la que Kathy dobla a Lina, por ejemplo.

La historia difícilmente puede ser más sencilla: una chica novata conoce a un chico estrella de cine y se enamoran. Los números en esta película de la unidad de Arthur Freed de la MGM son de los más memorables de la historia del cine. Make ‘em laugh, el solo magnífico de Donald O’Connor en el que se trepa por las paredes y golpea con todo alrededor como una caricatura para hacernos reír a la mejor manera del slapstick; Good morning, el trío de los protagonistas donde la primeriza Debbie estuvo a la altura de los veteranos tras muchísimas lecciones de Kelly; Gotta dance, el número onírico con Cyd Charisse, la de piernas esculturales; Moses suposes, la única canción escrita específicamente para la cinta donde el dúo O’Connor-Kelly demuestra sus habilidades de danza; y Singin’ in the rain, el solo más famoso del cine, en el que Don revela estar enamorado de Kathy y le tiene sin cuidado el chaparrón. Este número no solo cuenta con uno de los bailarines de mayor destreza en el mundo musical, sino que tanto la letra de la canción, su música y la manera en la que la secuencia fue fotografiada se conjugan en un trabajo hermoso e irrepetible (literalmente: al parecer la primera toma fue la única pues Kelly estaba resfriado).

Hay una razón por la cual Cantando bajo la lluvia es, independientemente del género al que pertenece, una de las mejores películas de la historia del cine: está llena de energía, encanto y alegría por el cine y la vida. What a glorious feeling, I’m happy again, dice la canción que da nombre a la película, y así se siente cada vez que se ve.

Narcisa García

Tráiler

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad