Capitán Harlock

El futuro ya es pasado

  • Rating

Movie Details

Título original
キャプテンハーロック
Director
Shinji Aramaki
Géneros
Animación, Ciencia ficción
Sinopsis
2977: El universo está inmerso en una gran batalla intergaláctica. 500 billones de humanos, cuyos antepasados fueron exiliados de la Tierra, planean volver a lo que todavía consideran su hogar. La Tierra se ha convertido en el planeta más valioso y con más recursos de todos, pero está controlada por la coalición Gaia que gobierna a la raza humana en toda la galaxia.
País
 Japón
Duración
1 h 55 min
Estreno
7 septiembre 2013
Certificación oficial
PG-13
Reparto
Shun Oguri, Haruma Miura, Yu Aoi, Arata Furuta, Ayano Fukuda, Toshiyuki Morikawa, Maaya Sakamoto, Kiyoshi Kobayashi, Chikao Ohtsuka, Miyuki Sawashiro

Crítica:

Público recomendado: Jóvenes

En el año 2977, millones de humanos anhelan regresar al planeta Tierra, que abandonaron hace siglos por su degradación ambiental. Pero se lo impide la corrupta Coalición Gaia, que gobierna con mano dura la raza humana en todos los confines del universo.

Sólo el mítico pirata Capitán Harlock, al mando de su impresionante barco galáctico, se atreve a desafiar a la poderosa organización. Un día es admitido en el galeón, como nuevo tripulante, el joven Logan, traumatizado por un doloroso hecho de su pasado.

Cinco años de producción, 896 ordenadores empleados, 806 dispositivos usados para renderizar 1.400 planos… Este despliegue explica la altísima calidad técnica de la animación en 3D estereoscópico de esta impactante producción japonesa, que adapta el cómic de Leiji Matsumoto, popularizado en una serie televisiva iniciada en 1978. A través de una excelente planificación y de unos efectos visuales sensacionales, el especialista Shinji Aramaki (‘Appleseed’) saca brillos a esa magnífica animación fotorrealista, muy sugerente en su ambientación retrofuturista.

Sin embargo, esos méritos indudables se ahogan en un guion caótico, sin una clara perspectiva ética, con bobas concesiones eróticas y violentas para adultos, y plagado de los típicos neologismos absurdos, tras los cuales no hay conflictos dramáticos de entidad y que sólo apuntan una trascendencia más New Age que verdaderamente religiosa. Gustará a los incondicionales del anime japonés, interesará sin más a los aficionados a la animación y aburrirá al resto de los mortales.

 

 

 

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad