El misterio de God´s Pocket

La única cosa que no pueden perdonar no es ser del... bolsillo de Dios

  • Rating

Movie Details

Título original
God's Pocket
Director
John Slattery
Géneros
Drama
Sinopsis
El alocado hijastro de Mickey, Leon, muere en un "accidente" de construcción y Mickey rápidamente intenta olvidar esta fatalidad enterrando el cuerpo. Pero cuando un columnista local llega para husmear y descubrir la verdad, las cosas empiezan a ir de mal en peor. Mickey se encuentra atrapado en una lucha con un cuerpo inerte que no puede enterrar, una esposa que es incapaz de complacer y una deuda que nunca podrá pagar.
País
 United States of America
Duración
1 h 28 min
Estreno
9 mayo 2014
Certificación oficial
R
Reparto
Philip Seymour Hoffman, Richard Jenkins, Christina Hendricks, John Turturro, Eddie Marsan, Caleb Landry Jones, Domenick Lombardozzi, Eddie McGee, Lenny Venito, Sophia Takal, Peter Gerety, Prudence Wright Holmes, Jonathan Gordon, Jack O'Connell, Bill Buell, Rebecca Kling, Bridget Barkan, Michael Drayer, Molly Price, Glenn Fleshler, Joseph Reiver, Arthur French, Dave Powers, Morgan Auld, Luis Bordoy, Joyce Van Patten, Matthew Lawler, Danny Mastrogiorgio, Christopher McCann, Sophia Takal, Patrick Murney, Chris Cardona, Michael Kaycheck, Carmine Famiglietti, J.R. Horne, Freddy Esposito

Crítica:

Público recomendado: Adultos S

El misterio de God´s Pocket es una película que oscila entre la comedia absurda, el drama y la trama criminalística light enrevesada. Cuenta la historia de God´s Pocket, un barrio de Philadelphia donde la gente pasa su vida entera sumida en un irreprimible vacío. El lugar está basado en el barrio de Devil´s Pocket, adaptado con el nombre de God´s Pocket en la novela de Pete Dexter.

God´s Pocket es retratado como un mundo sin horizonte, donde sus habitantes quedan recluidos caminando por las mismas calles, bebiendo en los mismos bares y contando las mismas historias. Dentro de este mundo se nos presenta a Mickey (Philip Seymour Hoffman), un hombre que ha entrado a vivir allí y que vive una vida de desencanto realizando apaños ilegales para ganarse la vida. Todo cambia cuando su hijastro León muere en lo que parece un accidente de trabajo que esconde algo detrás; Mickey comienza a investigar.

Entre los intérpretes que encarnan a los demás habitantes de este pueblo encontramos otras figuras remarcables como Richard Jenkins y John Turturro.

La película está en un limbo entre géneros. Contiene, aunque escasean, destellos de humor absurdo que iluminan algunas situaciones dramáticas, al estilo de las primeras comedias de Guy Ritchie. Mayoritariamente la película se mantiene en un tono dramático que no busca la emotividad. Tiene, en otros momentos, situaciones de sexo explícito, y de dura violencia.

Los personajes de God´s Pocket aparecen realmente muertos en vida. El propio protagonista no parece vivir conmoción alguna tras la muerte de su hijastro, limitándose a moverse de un lado para otro cumpliendo tareas, y haciendo alguna cosa inentendible por el camino. En general, los personajes de este barrio aparecen repletos de vacío, como marcos vivientes, dedicándose a exponer cotilleos cuando los hay y, mientras tanto, a observar el tiempo y ver pasar la realidad, como atornillados a un andén. Viven para hacer, para las apuestas, para esperar al día siguiente, para pelear y para beber cerveza hasta que acabe el sentido del día. Estos personajes tan secos, tan vacíos, llenan la película bien de un cierto surrealismo o de un realismo atroz y desolador. Abarca, sin lugar a dudas, un drama humano auténtico.

La película resulta correcta a nivel de realización. Sin embargo, todas las posibilidades que el guión podría ofrecer quedan sin explotar, dejando escenas cojas, y recurriendo constantemente a los paralelismos entre escenas para hacerlas sobrevivir.

El misterio de God´s Pocket resulta, en general, un relato que retrata la inhumanidad del mundo cuando no tiene horizonte, que oscila curiosamente entre géneros con situaciones imprevisibles, pero que no llega a acertar en la diana de un tono concreto, quedando, en ocasiones, desprovista de toda seriedad y, en otras, cargada de intención de discurso, generando así una cierta incoherencia e incomprensión. Muestra una situación dramática y actual como es la apatía, pero lo hace sin construir un discurso firme ni una trama que refleje con todo su potencial el drama que supone.

 

 

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad