El puente de los espías

En un mundo en el umbral de la diferencia entre la guerra y la paz fue un hombre honesto.

  • Rating

Movie Details

Título original
Bridge of Spies
Director
Steven Spielberg
Géneros
Suspense, Drama
Sinopsis
Década de los 60. Estados Unidos y la Unión Soviética se encuentran en plena Guerra Fría. El 1 de mayo de 1960 un avión espía americano fue derribado por el ejército enemigo cuando sobrevolaba territorio soviético. Sorprendentemente, el piloto, Francis Gary Powers, logra escapar gracias a su paracaídas. Cuando ya se creía a salvo, es capturado por los rusos. El abogado James B. Donovan (Tom Hanks, 'Al encuentro de Mr. Banks') es el encargado de negociar la liberación del soldado.
País
 India,   United States of America,   Alemania
Duración
2 h 21 min
Estreno
15 octubre 2015
Certificación oficial
PG-13
Reparto
Tom Hanks, Mark Rylance, Amy Ryan, Alan Alda, Sebastian Koch, Austin Stowell, Billy Magnussen, Michael Simon Hall, Edward James Hyland, Stephen Kunken, Mike Houston, James Lorinz, Michael Power, Joe Starr, Merab Ninidze, Greg Nutcher, Scott Shepherd, Jesse Plemons, Domenick Lombardozzi, Eve Hewson, Noah Schnapp, Jillian Lebling, Michael Gaston, Peter McRobbie, Joshua Harto, Mark Zak, John Ohkuma, Burghart Klaußner, Mikhail Gorevoy, Max Mauff, Victor Verhaeghe, Mark Fichera, Brian Hutchison, Dakin Matthews, Joel Brady, John Rue, Michael Pemberton, Jon Curry, Wes McGee, Jim C. Ferris, Haley Rawson, Ashlie Atkinson, Steven Boyer, John Henry Cox, Will Rogers, Daniela Schulz, Nadja Bobyleva, Joe Forbrich, Patricia Squire, Henny Russell, Nolan Lyons, Hayley Feinstein, Victoria Leigh, Jon Donahue, Victor Schefé, Joachim Paul Assböck, Rainer Reiners, Hamilton Clancy, Tracy Howe, Paul Jude Letersky, Michael Wren Gucciardo, Rafael Gareisen, Peter Conboy, Ron Komora, Michael Schenk, Sawyer Barth

Crítica:

Público recomendado: Jóvenes

Tras tres años desde su última película, la infravalorada Lincoln (2012), Steven Spielberg vuelve con El puente de los espías, una de sus mejores películas que devuelve la heroicidad a lo cotidiano, con una historia basada en hechos reales, y que se posiciona como una de las preferidas para la Gala de los Oscars.

En plena época dorada de las series de televisión (Juego de tronos) y justo en un momento de esplendor de los superhéroes (Los vengadores) y la ciencia ficción (Star Wars), Spielberg nos cuenta una historia basada en hechos reales: la de un hombre sencillo que terminó siendo un verdadero héroe.

El puente de los espías nos cuenta la historia de James Donovan (Tom Hanks), un abogado americano (Nueva York) que se ve inesperadamente inducido a defender a un espía ruso descubierto en suelo americano. En el desarrollo de los acontecimientos se verá involucrado en la Guerra Fría entre EE.UU. y la URSS, y será la misma CIA quien le encargará una misión secreta de alto nivel.

La película presenta una fractura técnica de altísimo nivel que responde a lo que el director de La Lista de Schindler nos tiene acostumbrados. Vale la pena destacar la incorporación de los hermanos Coen en la elaboración del guión y la ausencia de John Williams para la banda sonora: Thomas Newman mantiene el tipo con dignidad y construye una notable banda sonora, que no terminará de gustar a los fans de Williams, como es de esperar. La calidad de la fotografía y del montaje están al nivel de los efectos de sonidos y las interpretaciones rozan lo sublime, especialmente en el caso de Tom Hanks.

Una vez más se demuestra que el tándem Spielberg/Hanks funciona y muy bien. Esta es la cuarta vez que el actor se pone a las órdenes de Spielberg, tras Salvar al soldado Ryan (1998), Atrápame si puedes (2002) y La terminal (2004); sin contar sus colaboraciones como productores de series de televisión como la valorada Hermanos de sangre.

En una época donde la posibilidad de una tercera guerra mundial es actualidad debido a los últimos atentados terroristas, El puente de los espías es una inteligente y sabia aportación. La temática clásica de Spielberg encaja a la perfección en la vida de este humilde abogado: el valor de la figura paterna (interesante cómo vive su familia toda la odisea del personaje), la posible ruptura familiar por decisiones tomadas por el padre o la necesidad de volver al hogar. Y a esto se le añade: la importancia de la vía diplomática para evitar grandes conflictos internacionales y el valor de la vida humana y de la amistad, por encima de traiciones, color de piel o ideologías políticas.

En este sentido recuerda a la secuencia de War Horse en donde Joey, el caballo protagonista de la película, termina atascado en pleno campo de batalla entre unos alambres que le hieren y le impiden continuar. Joey se encuentra justo en medio de los dos enemigos y ambos, por afecto al animal, detienen la batalla y juntos tratan de salvarle para pocos minutos después seguir luchando a muerte.

En este caso Spielberg nos trae una historia basada en hechos reales que nos interpela aún con más eficacia y nos invita a recuperar la heroicidad que parece solo apta para grandes superhéroes y no para personas sencillas, como el abogado al que interpreta espléndidamente Tom Hanks. Un hombre corriente y honesto enfrentado a toda la maquinaria del sistema, que siguiendo su conciencia, con un enorme y humano sentido común, nos devuelve la fe en la humanidad.

El puente de los espías es un thriller ambientado en los años más duros de la llamada Guerra Fría, años 50, pero que tiene una enorme lección para nuestros días y que perdurará en el tiempo. Una gran candidata para los oscars de este año y una muy buena película para fomentar el diálogo interreligioso o el político desde una visión más cercana, al alcance de todos.

 

 

 

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad