Un paseo con Madeleine

Crítica

Público recomendado: +12

Dentro del género de películas que hablan de la amistad, se podría decir que existe un peculiar y entrañable subgénero de señora mayor/hombre joven. Estoy convencido de que los aficionados al cine han disfrutado de la ganadora de 4 Óscar, Paseando a Miss Daisy de Bruce Beresford, protagonizada por Jessica Tandy y Morgan Freeman o Mis tardes con Margeritte del grandísimo cineasta: Jean Becker, en la que Gérard Depardieu le daba la réplica a la delicada actriz: Gisèle Casadesus.

El caso es que el director, Christian Carion, autor de la obra maestra del cine histórico: Feliz Navidad, que narraba el milagro de la Primera Guerra Mundial en la que militares de ambos bandos pararon la guerra para celebrar el nacimiento de Jesús, se atreve con una agridulce producción, que tuvo la complicación de ser rodada en su mayor parte en el interior de un taxi, aunque el realizador introduce sabiamente una serie de flashback de la protagonista para romper el ritmo. Estas fueron sus jugosas declaraciones para Fotogramas: “Es la primera vez que dirijo un film del que no firmo el guion. Me lo hizo llegar su autor, Cyril Gely.  Empecé a leerlo en el tren a Lyon y saliendo de París lloraba. Me conmovió tanto que supe que tenía que hacerla. También influyó que había perdido a mi madre y rodarla era como decirle adiós por segunda vez.”

La película, por el intento del cineasta de conmover al espectador, dosifica la información para que la parte dramática nunca deje de interesar, mientras que el humor y la ternura aparecen, de vez en cuando, para que conectemos con los personajes.

La actriz Line Renaud, a pesar de su avanzada edad, nos ofrece una interpretación llena de matices, dado su amplio registro. El actor Dany Boon, recordado por la taquillera Bienvenidos al norte y la brillante comedia con giros a lo Howard Hawks, Llévame a la luna, que estaba respaldada por la bellísima y gran intérprete Diane Kruger; no se luce tanto como en el género de la comedia, pero que hace un personaje creíble, mostrando una nueva faceta desconocida para nosotros.

Este director cuenta la historia de una mujer que ha triunfado profesionalmente después de muchos avatares y dolorosas historias de falsos amores frente a un hombre que ha triunfado en la vida de pareja, pero que se siente frustrado por un trabajo esclavo.

Con un trasfondo reivindicativo de corte feminista, pero en este caso de justicia, se cuenta la historia de dos personas a las que le separan décadas, que se convierten en almas gemelas que se entienden y se comprenden en un canto a la amistad, ofreciendo momentos de felicidad inesperados junto a grandes gestos de generosidad. El realizador tiene la habilidad de analizar los hechos históricos en relación a la forma de pensar propias de otra época sin anacronismos, un detalle muy de agradecer.

Víctor Alvarado

Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad