6 abril, 2022

DOC

DOC

Crítica

Público recomendado: +13

De la productora italiana Lux Vide, creadora de película como Prefiero el Paradiso (2010), San Agustín (2010), Don Bosco (2004) o, más recientes como Medici: Señores de Florencia (2016) y el thriller financiero Devils, nos llega una interesante y humanista serie de T.V. titulada Doc. Un éxito que está recorriendo medio mundo. La serie está ambientada en el Hospital Policlínico Ambrosiano y está basada en una historia real: la de un médico que sufre un disparo de bala y pierde la memoria de los últimos doce años de vida.

Vivimos en un mundo tan determinado por las redes sociales, que poco tiempo nos queda para pararnos a reflexionar, sobre si somos felices con lo que hacemos. Y entre que paramos y no lo hacemos, pueden pasar décadas, y a veces, toda una vida. Por eso, es interesante que el cine nos proponga historias drásticas que nos hagan pensar, en este caso, sobre la pérdida de memoria. Películas en donde el protagonista, debido a algo traumático, pierde la memoria y se replantea su vida; por ejemplo, tras sufrir un disparo. Hablamos de películas como A propósito de Henry (1991), la trilogía del asesino a sueldo Jason Bourne o la serie de T.V. italiana que nos ocupa, Doc (2020-2022).

En este último caso, se nos cuenta la historia de Andrea Fanti que pierde la memoria de los últimos doce años de su vida debido a un trauma cerebral. De repente, pasa de ser un médico brillante a un paciente confuso, en un mundo desconocido donde sus seres queridos son extraños. Una interesante serie que logra ir más adentro en la relación humana entre médico y paciente; el doctor Fanti (Doc) instaura un método “humanista” que sorprenderá a muchos de sus compañeros. En esta línea también podríamos destacar la serie de T.V. canadiense Transplant, en donde se mezclan los casos médicos con la dura realidad de los refugiados de guerra.

La serie Doc ha sido vendida a una gran cantidad de territorios, incluidos Australia, Canadá, Venezuela, Países Bajos y Nigeria. Por supuesto, ya se emitió en España y Portugal en el canal AXN. Y también hay varios proyectos para hacer una adaptación estadounidense donde, por cierto, se la define como una mezcla entre la serie House y The Good Doctor.

La pérdida de memoria como recurso narrativo es algo muy frecuentado en el cine  y vale la pena hacer un pequeño repaso. Otras propuestas cinematográficas en donde la pérdida de memoria está provocada por algo médico o biológico serían: la interesante Misteriosa Obsesión (2004), la triste y hermosa El Diario de Noa (2004), la fantástica Desafío Total (1990), la emocionante saga de Buscando a Nemo/Dory o las románticas Todos los días de mi vida (2012) o 20 primeras citas (2004).

La pérdida de memoria se convierte en un recurso narrativo en el cine, capaz de hacernos reflexionar sobre nuestra propia vida. En un mundo tan frenético, incapaz de detenerse ante los problemas del otro; no tanto por indiferencia como por vivir distraídos, es más necesario que nunca vivir experiencias que nos devuelvan la verdad sobre nosotros mismos. La pérdida de memoria también abre espacio para el perdón y otorga a los sujetos implicados un “yo” con perspectiva, y no un “yo” egocéntrico incapaz de ahondar en las heridas de la vida. Como dijo la escritora Isabel Allende, la memoria es frágil y el transcurro de la vida es tan breve, que no alcanzamos a ver la relación entre los acontecimientos.

Recuerden: la serie de T.V. Doc en el canal AXN, de Movistar +. No se la pierdan.

Comentarios

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad